¿Quién escucha en educación?

Helga Cuéllar-Marchelli*

Don Santiago, mi amigo, el maestro jubilado de siempre, apareció en mi oficina porque quería conversar sobre la situación del sector educación. Este encuentro duró dos horas, que me dejaron pensando. Me contó que las gremiales de maestros se habían sentado con representantes del Gobierno para negociar que los docentes recibieran el incremento salarial decretado para el sector público. “Mire”, me dijo, “lo que pedimos es que se respete el artículo 34 de la Ley de la Carrera Docente. Queremos que se cumpla la ley. Al final aceptaron darnos un aumento del 6% y 10%, pero a partir de julio de este año. Nosotros queremos que sea retroactivo y que se nos otorgue a partir de enero”.

Eso ocurrió hace varios meses y, a la fecha, el asunto de la retroactividad del incremento salarial aún no ha sido resuelto satisfactoriamente. Gracias a la conversación con don Santiago, me quedó claro que, aunque mantienen posiciones un tanto diferentes, Andes 21 de Junio y Bases Magisteriales, apoyados por otras gremiales magisteriales, coinciden en la necesidad de realizar marchas de protesta pacíficas para exigir ser escuchados. Esto es lo que me dejó pensativa. Me pregunto: ¿Quién escucha verdaderamente en educación?

Los líderes de cinco gremiales de maestros, se sientan con el Ministro del Ramo de Educación en una mesa de negociación permanente que existe, desde hace muchos años, para dialogar y llegar a acuerdos sobre puntos de interés común. Andes 21 de Junio y Bases Magisteriales tienen además representación en el Consejo Nacional de Educación, espacio que me imagino aprovechan para expresar sus opiniones sobre la profesión docente, así como para reflexionar y hacer propuestas sobre cómo transformar la educación.

A estos dos espacios para negociaciones o consultas, se suma el que se abrió exclusivamente para tratar el asunto del incremento salarial. Llama la atención que, aparentemente, en ninguno de estos espacios se lograra establecer un diálogo social efectivo que evitará marchas y protestas. Ya hay hasta un par de gremios que además han lanzado amenazas de llevar a cabo una “huelga general e indefinida”.

En cuanto a esta situación, el mismo don Santiago expresó con desencanto: “Esto era lo que hacíamos en la década de los Setenta y los Ochenta; pero las cosas han cambiado. Quizá quienes tenemos que cambiar somos nosotros, somos todos”. Mis pensamientos sobre este asunto son sencillos, aunque podría enredarlos con el acontecer político marcado por la desconfianza y la incertidumbre. Probablemente don Santiago tiene razón. Desde la década de los Noventa, en el sector educación se han hecho esfuerzos para establecer una cultura de participación democrática que llega hasta la escuela.

Obviamente ésta no es perfecta; pero, en mi opinión, podría ofrecer un mejor ejemplo. Lo deseable es contar con señales más claras de despolitización de los asuntos de la educación y mayor concentración en buscar soluciones a sus principales problemas, haciendo a un lado intereses partidarios –si existieran algunos–, ideologías y/o prejuicios.

Educación es un sector complejo donde, por su propia naturaleza, podría ser mucho más fácil que en otros sectores crear ambientes de cooperación y participación. La clave está en saber escuchar, valorar y aprovechar los espacios para el diálogo social, y enfocarse en lo verdaderamente importante.

Difícilmente podría definirse una política educativa de largo plazo si no existe un mayor énfasis en solucionar problemas, disponibilidad para la concertación y madurez política suficiente para negociar, cumplir la ley y respetar los acuerdos. Don Santiago opina que en el sector educación el reto es “practicar la paciencia y la prudencia, sin quedarse callado”; pero, a lo mejor, eso mismo requiere todo el país.

*Columnista de El Diario de Hoy. Twitter:@hmarchelli

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s