La función directiva en la escuela y el desarrollo

Helga Cuéllar-Marchelli*

Jueves, 25 de Agosto de 2011

Recientemente un colega me preguntó cuál es la relación entre la función directiva de la escuela y el desarrollo. Confieso que aunque dicha relación parece distante, en realidad, es más estrecha de lo que uno se imagina. En esta oportunidad me gustaría compartir con usted, amigo lector, mis reflexiones en torno a este tema.

John Dewey (1859-1952), un filósofo, sicólogo y educador con pensamiento muy progresista para su época, afirmaba que la escuela es una de las instituciones sociales más importantes, ya que la educación es un proceso social. En su escrito “Mi Credo Pedagógico”, él sostenía que la escuela es simplemente una forma de vida comunitaria en donde los estudiantes aprenden el conocimiento heredado y, además, pueden desarrollar competencias para crear nuevo conocimiento e innovar. También decía que la escuela es el espacio para reconciliar los ideales individuales y colectivos, para simplificar cómo es la vida social y cuál es su significado.

La educación tiene el potencial de aumentar el crecimiento económico y promover el desarrollo humano sostenible. También puede desempeñar un papel vital en la construcción de una sociedad democrática, pacífica, equitativa y respetuosa de las libertades individuales. Para lograr estos objetivos, El Salvador enfrenta el desafío de ampliar el acceso a una educación de alta calidad. No se trata de que las personas permanezcan más años en la escuela, sino que desarrollen los valores y las competencias para tener éxito en la vida y contribuir al progreso económico y social.

La escuela contribuye al desarrollo en la medida que ésta asume con firmeza el compromiso de convertirse en un centro de excelencia, que ayude a construir en el presente la sociedad deseable del futuro. La función directiva de la escuela debe garantizar que esta misión tan trascendental de la educación se cumpla asumiendo un liderazgo transformador. Los líderes escolares exitosos no sólo son buenos administradores, sino también se esmeran en desarrollar el potencial humano del personal de la escuela, particularmente los docentes.

Saben que para producir educación de calidad, tanto la estructura administrativa como la cultura organizacional deben concentrarse en aprender más que en enseñar. Algunos estudios señalan que los buenos directores hacen evolucionar a la organización. Ellos crean condiciones laborales apropiadas, motivan a los docentes, y, sobre todo, fomentan la creación de comunidades de práctica profesional y liderazgos compartidos.

En la escuela, la función directiva es vital y compleja porque debe asegurar eficiencia administrativa y efectividad en los procesos de enseñanza-aprendizaje. Además, ésta sólo podrá producir calidad y contribuir al desarrollo en la medida que atienda el hoy pensando en el futuro. En la actualidad, frente al alto costo de los insumos y la violencia que afecta el ámbito escolar, el principal reto que enfrentan los directores es cómo ejercer el liderazgo en momentos de crisis sin perder de vista la visión de largo plazo. Al interior de la escuela, el director debe ser ejemplo de superación del presentismo, condición de la docencia que se refiere a la tendencia a reaccionar sólo a las necesidades del corto plazo.

Los directores están llamados a responder y adaptarse a diferentes contextos; pero también necesitan la formación y el apoyo para salvaguardar la escuela y construir desde allí el futuro que las nuevas generaciones se merecen. Como bien decía Dewey: “Es la misión de todos los interesados en la educación insistir sobre la escuela como el interés primario y más efectivo del progreso y las reformas sociales, de suerte que la sociedad pueda llegar a comprender lo que la escuela significa y a sentir la necesidad de dotar al educador de los medios suficientes y adecuados para realizar su misión”.

*Columnista de El Diario de Hoy. Twitter:@hmarchelli

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s