Las escuelas se han vuelto hoy otra área de alta inseguridad

Ya nuestro sistema educativo en general carga con diversos lastres que lo constriñen y lo distorsionan; y a ellos se suma este factor con alto poder de desajuste.

Escrito por Editorial LPG

Los crímenes contra jóvenes y protagonizados por jóvenes se han ido volviendo realidad cotidiana en nuestro ambiente, en una espiral que toma cada vez más fuerza, sin que hasta el momento haya indicios ciertos y comprobables de que la acción de la autoridad y de la ley tenga la suficiente fuerza para revertir dicho fenómeno sin precedentes. Este problema tan candente mostró señales prácticamente desde que comenzaron a aparecer los signos del brote inicial de las conductas antisociales en el país, que se dio allá en los comienzos de la posguerra, con las luchas de calle entre estudiantes de educación media.

Entonces, la cosa se tomó como incidentes del momento, sin trascendencia futura; y lo que se fue gestando y desarrollando fue un fenómeno de pandillas, que ahora es ya otra expresión del crimen organizado.

En estos momentos, las pandillas asedian a los estudiantes en los mismos recintos escolares; y aunque las autoridades correspondientes argumenten que los vínculos y conflictos entre mareros y estudiantes se dan sobre todo en espacios que no son las escuelas, lo cierto es que hay en el ambiente una contaminación que no es posible dejar de lado. La situación al respecto es compleja, y no puede ser enfrentada con medidas ocasionales: se requiere estructurar toda una estrategia que resguarde a los estudiantes, a los maestros, a sus familias y a los centros educativos. Algunos de éstos están ubicados en zonas prácticamente tomadas por el movimiento pandillero, y de ahí que la contraofensiva deba contener componentes de emergencia.

Según ha informado la Policía, más de 400 agentes brindan ya seguridad interna en 166 centros escolares infiltrados por pandillas. La cuestión desde luego es compleja, y tiene que ser manejada con mucho tino y cuidado, porque en verdad no sólo hay que atender a la seguridad como tal sino preservar la naturaleza de lo que es un centro escolar: el lugar propicio para desplegar las dinámicas del conocimiento, en condiciones anímica y socialmente favorables.

Esta, pues, es una temática que requiere, para ser enfrentada con eficacia que atienda todas las dimensiones del problema, de un conjunto de acciones y actividades en los que se contemplen todos los ángulos: el humano, el social, el institucional y el puramente educativo. La inseguridad que ahí se vive afecta no sólo la integridad física de alumnos y maestros, sino también la buena marcha de los procesos de enseñanza-aprendizaje; y esto tendrá sin duda consecuencias incalculables de presente y de futuro. Es cierto que el número de centros en más alto riesgo es aún limitado, pero el daño es expansivo. Ya nuestro sistema educativo en general carga con diversos lastres que lo constriñen y lo distorsionan; y a ellos se suma este factor con alto poder de desajuste.

Lo primero sería, pues, aislar en lo posible el fenómeno invasivo, para emprender de inmediato la labor saneadora, que debe darse en todo el ámbito social. Los resultados definitivos llevarán tiempo, ya que trastornos de este tipo tienen causas profundamente arraigadas en la entraña de la sociedad.

El hecho de que una inseguridad de esta naturaleza haya llegado a penetrar los límites de los recintos educativos es una muestra palpable de que el desafío que enfrentamos tiene magnitud realmente desestabilizadora, y así hay que dimensionarlo y tratarlo. Si se deja estar, como tantas veces ha sucedido en diversidad de problemas, las facturas serán incosteables.

Puedes ver la versión online en LPG en este link

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s