La enseñanza debe marchar de la mano con la realidad

Editorial LPG

Dotar a un joven o persona de las adecuadas herramientas intelectuales, los conocimientos, la disciplina y la motivación para desenvolverse con éxito en la vida, es lo mejor que su familia, su comunidad y su país puede hacer por ellos. Se trata de “enseñar a pescar” y no de regalarles pescado, hacer de ellos personas productivas, fomentar su sentido de independencia, transformarlos en seres dignos.

En lograrlo, de acuerdo con lo que declaró AMCHAM sobre el desfase educativo en nuestro país, está fallando la universidad y está fallando la escuela, ya que la mayoría de jóvenes con título o egresados no cumplen con las condiciones para optar a empleos que satisfagan sus aspiraciones y con potencial para superarse. O se tiene lo que se requiere o se condena a esos jóvenes a la mediocridad en sus vidas y su trabajo.

Gran parte del problema se deriva de que, en la mayoría de universidades, se sigue haciendo énfasis en las carreras tradicionales (derecho, medicina, ingeniería civil, etcétera) cuando las oportunidades están en las carreras técnicas y en el aprendizaje del inglés. Por desgracia, no sólo hay hostilidad de parte de las autoridades hacia los colegios bilingües, sino también se desperdician escasos recursos en intentar revivir el náhuatl a nivel escolar.

A esto se agrega que las cátedras de enseñanza en la UES son una especie de pensionado de activistas políticos, con escasa capacidad para innovar y que, por lo mismo, algunas se aferran al reciclaje de saberes si no muertos, al menos moribundos.

El primer paso para salir del parcial retraso en que está la academia es incrementar los acercamientos entre los que tienen en sus manos la enseñanza y los productores tanto nacionales como foráneos. En los últimos tiempos más y más directores de departamentos universitarios y docentes han establecido relaciones con empresas y sus dirigentes, con el propósito de actualizar lo que se imparte y preparar la enseñanza de nuevas disciplinas.

La aventura y la apuesta por nuevas tecnologías

No se puede enfatizar en suficiente medida la crítica importancia que hay de que docentes, decanos, encargados de departamentos en las universidades o rectores, se sienten a hablar con los que administran, dirigen y son los innovadores de sistemas y equipamientos de fábricas y empresas de toda naturaleza.

La dirigencia universitaria debe informarse con los que han introducido con éxito tecnología punta en una industria. Decidirse por equipos y sistemas es un proceso muy complejo en el que intervienen análisis de costos, posibilidad de implementación con el equipo humano con que se cuenta, el tiempo de vida útil y lo que se busca lograr.

Además, cada nuevo equipo o sistema que se introduce obliga a aprender casi de raíz todo lo relacionado con su funcionamiento. Se cambia un equipo y hay que comenzar desde abajo. Esa imparable innovación sólo la enfrentan con éxito quienes sin descanso “se mantienen al día” y están versados en lo fundamental de su respectivo campo de actividad.

Innovar, lo decimos por ser pioneros en la introducción a nivel regional de casi todas las tecnologías de avanzada en la elaboración de diarios e impresos, es marchar con el progreso, insertarse en la economía global. Tiene mucho de aventura, de “jugárselas”, de hablar y preguntar sin descanso, de buena o mala suerte. Son experiencias que de manera gustosa y constructiva compartimos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s