¿Pérdida de valores?

Por José M. Tojeira

Analista

Cuando hablamos de la violencia en El Salvador mencionamos automáticamente la pérdida de valores como una de las causas que la generan. Pero debemos matizar la afirmación. Hay valores, y no son pocos, que en el tiempo actual son más respetados que en el pasado. El machismo, como antivalor, está en retroceso en el país. Hace 40 años quedaba prácticamente siempre en la impunidad el varón que golpeaba a su mujer en la casa. Ahora no es tan claro que siempre quede impune, aunque todavía falta por andar. Los derechos de las víctimas de la masacre de 1932 se olvidaron durante todo el tiempo de la dictadura de Martínez. Las masacres de los años ochenta del siglo pasado fueron denunciadas inmediatamente. Aunque no hemos vencido la impunidad, los derechos humanos tienen ahora más vigencia que hace 80 años.

La cultura de paz es mayor que nunca en el país. De hecho superamos una guerra civil a través del diálogo gracias a la sangre de muchos de los que eran partidarios de la paz y a los que ahora llamamos mártires. Los derechos de los niños han ido cuajando en leyes y convenciones. La ley de transparencia significa introducir valores en lo público. Quienes emigran hacia el norte no son personas carentes de valores, sino llenos de ellos. Desean vivir mejor, son más conscientes de que tienen capacidades para superar la pobreza, desean ayudar a sus familias. Y así podríamos seguir argumentando con más datos.

Sin embargo, cuando se habla de pérdida de valores se dice algo importante. No tanto que el pueblo salvadoreño carezca de ellos, sino que cada vez más los valores de la gente chocan con el excesivamente lento desarrollo ético de nuestras instituciones. La gente ha crecido en valores, pero el liderazgo nacional no crece en la misma dirección ni con el mismo ritmo. Cada vez hay más gente que ve la desigualdad y la pobreza como un antivalor. Pero el liderazgo económico no coopera con claridad a la hora de tomar decisiones que reduzcan la desigualdad. Hay una contradicción entre el mayor conocimiento y deseo de valores en la población en general y el lento desarrollo de los valores democráticos y sociales en las estructuras estatales. La gran mayoría de los salvadoreños están convencidos hoy de que la justicia social es un valor de máxima importancia para la vida, la convivencia y la cohesión ciudadana. Sin embargo, lo contrario, la injusticia social continúa vigente en demasiadas relaciones laborales y en muchos de los servicios estatales, que marginan o dividen a la población entre bien atendidos y mal atendidos en campos tan fundamentales como la educación, la salud, las pensiones o la vivienda.

Y es precisamente este crecimiento en conciencia, en contraste con la lentitud con que esos mismos valores se reflejan en el desarrollo del Estado, lo que genera una situación de crisis. Los derechos económicos y sociales brotan de la conciencia de la igual dignidad de la persona humana. En otras palabras, del valor supremo de la persona. La crisis resulta al final de la incapacidad estatal de responder a la conciencia ciudadana de valores básicos que exigen desarrollo social. Porque cuando el estado no responde a las expectativas ciudadanas, la confianza y la cohesión social se debilitan. No es raro entonces que surja violencia. Desde la que se produce en la carretera con tanta muerte por accidente, hasta una criminalidad que desborda ampliamente los límites normales de sociedades integradas.

¿Hay pérdida de valores? No en la gran mayoría del pueblo salvadoreño, que sigue siendo trabajador, esperanzado y ansioso de desarrollo y paz. Si algo nos puede ayudar a vencer la violencia es escuchar las necesidades de nuestro pueblo, conocer sus valores y estimular a nuestra gente dando los pasos de justicia social que las mayorías reclaman y necesitan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s