¿Qué mide la PAES…?

Óscar Picardo Joao

opicardo@iseade.edu.sv

Históricamente, la PAES desde 1997 a la fecha se ha destinado para evaluar a los estudiantes e indirectamente al sistema educativo en cuatro áreas: Matemáticas, Ciencias Naturales, Ciencias Sociales y Lenguaje y Literatura; es decir, ha tenido un enfoque eminentemente academicista. No obstante, la educación como tal va más allá de estas cuatro disciplinas, la trasciende, y debemos tomar en cuenta otras dimensiones educativas asociadas a la calidad de vida y/o ciudadanía de los bachilleres.

El Currículum Nacional (1997) establece el tipo de ciudadano que se pretende formar en nuestro sistema educativo bajo una amplia visión antropológica, sustentada en cinco fuentes: filosófica (cosmovisión y autocomprensión de la realidad y de la historia), Epistemológica (dialéctica y relación con el entorno a través del conocimiento), Psicológica (su concepción de evolución racional y desarrollo de su juicio ético), Sociológica (la interacción con la alteridad en los niveles micro, meso y macro) y Biológica (desarrollo físico sexualidad y ecología).

Obviamente, en su conjunto las disciplinas académicas –Lenguaje y Literatura, Matemáticas, Ciencias Naturales y Ciencias Sociales– dan un bagaje cultural de ciudadanía y democratización; también la interacción en la familia, en la comunidad educativa y en la sociedad tienen un rol pedagógico, pero la mayoría de estas experiencias quedan fuera de las “Tablas de Especificaciones” de las pruebas estandarizadas tipo PAES.

Hoy vivimos un entorno más violento, consumista y global; y por si fuera poco, hay que hacer educación con aliados muy débiles: una familia desintegrada y el relativismo ético mediático; y falta algo más… somos un país con altos niveles de pobreza, exclusión y migración. ¿Podemos así exigir o pensar en notas de PAES a nivel de promedio nacional superior a 6? (solo si somos ingenuos). Las cosas están muy claras en los dos sistemas que tenemos; a nivel privado las notas corresponden a rendimientos de clase media y alta, y a nivel público –salvo excepciones– notas de clase baja; colegios privados –no todos– tienen controles de calidad, equipamiento, docentes evaluados, cumplen el calendario escolar y los estudiantes están bien alimentados, poseen conectividad, etcétera; en el sistema público todo es más limitado.

La PAES refleja una realidad de país, más que de un sistema educativo; hay una correlación clara y lógica entre desarrollo económico y educación; ¿conoce usted algún ministro o ministra en estos últimos veinte años que haya tenido a sus hijos en el sistema educativo público?, y posiblemente lo de ministro sea mucho decir, posiblemente ni directores nacionales, ni gerentes, ni mandos medios ministeriales confíen sus hijos al sistema en el cual trabajan. Si esto suena fuerte, pues dejemos de rompernos las vestiduras técnicas sobre las causas de los resultados de la PAES y hagamos algo en serio…

Medidas técnicas posibles: a) coherencia entre calendario y currículum; b) baremo socio-económico para pruebas estandarizadas (público, privado, urbano y rural, mientras logramos la anhelada equidad); c) devolución técnica detallada de resultados a docentes y evaluación de desempeño docentes sobre base de resultados (incluyendo estímulos); y d) articulación entre el sistema de enseñanza y el sistema de evaluación (fuentes de ítems universales). A nivel de políticas: e) obviamente más inversión en cantidad y calidad; f) diseño de consensos para el largo plazo; y g) programas focalizados y sustentados en costo-beneficio y tasa de retorno.

¡Ya llevamos 15 años quejándonos sobre los resultados de la PAES!, tenemos el “dato” del termómetro recurrente; pero siempre falta el diagnóstico etiológico y la profilaxis, así podremos evitar que el paciente muera de cansancio… y de paso dejaremos de engañar a los bachilleres dándoles un diploma que en realidad no tiene valor.

Anuncios

3 pensamientos en “¿Qué mide la PAES…?

  1. Para entender los resultados de la PAES, hay que partir de las particularidades que son mostradas por las relaciones sociales, que en nuestra sociedad predominan actualmente; nuestros jóvenes quieren obtener productos y servicios más que conocimiento; desean tener una vida llena de experiencias alienantes antes que preparar un camino que permita tener un futuro sostenible y perdurable……El ideal del sistema de educación nacional entra en oposición con la visión antagónica de muchos educandos, que mediante un imaginario social de satisfacción inmediata de deseos y pasiones, colocan al proceso de formación académica formal como una perdida de tiempo y en el peor de los casos como innecesario….

    • Muchas gracias por tu comentario Gullermo, nos agrada saber de tu interés en el sistema educativo nacional, además compartir tu opinión contribuye la establecimiento del escenario educativo.
      Las decisiones que los jóvenes toman no son fortuitas, son además de una construcción social una opción personal, en la parte de la construcción social todas las instituciones de la sociedad somos responsables, en la opción personal la familia es la mayor influencia. Considerando esta situación el trabajo co-educativo entre la familia y las instituciones educativas se vuelve la mejor garantía para una educación integral.

      • Totalmente de acuerdo; la familia es el principal agente socializador; por lo que el poyo de esta importante institución social en el desarrollo de los procesos educativos es lo que permite construir una estructura ciudadana capaz de enfrentar los retos presentes y futuros que permitan modos de vida sostenibles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s