Políticas educativas minimalistas

Óscar Picardo Joao

opicardo@iseade.edu.sv

Después de 27 meses de espera llegó a mis manos la versión oficial y formal del Plan Social Educativo Vamos a la Escuela 2009-2014. El documento no contiene datos editoriales formales, y publica una versión bastante depurada de lo que fueron los primeros borradores programáticos. En términos generales podemos describir el documento así: buenas ideas y fundamentación, planteamientos técnicos muy etéreos, ausencia de indicadores o metas consecuentes en el tiempo y no posee datos financieros que sostengan los programas. En síntesis, un documento muy filosófico, romántico e idealista.

Producto de esta concepción observamos en la ejecución un modelo minimalista y no nos referimos conceptualmente a lo “esencial”, sino al limitado alcance de las políticas. Por ejemplo, el pilotaje de escuelas inclusivas de tiempo pleno se reduce a 22 centros educativos (en el mejor de los casos a 40 o a 60), cuando en la realidad hay casi 6,000 centros educativos; si magnificamos o proyectamos el costo de la escuela inclusiva de tiempo pleno al sistema no alcanzaría ni el presupuesto de la Nación, y no se puede hacer políticas públicas sobre la base de los cooperantes. Este modelo tiene serias implicaciones en la inversión para infraestructura, y supone cambios importantes a escala curricular, pedagógica, didáctica, recursos humanos y otros; lo que implica un desmontaje del modelo obsoleto y fractal actual construido para avanzar en cobertura. Pero ¿cómo se financia si seguimos invirtiendo 3% del PIB? De igual modo, si pensamos en stakeholders de apoyo como el concepto “doposcuola” en un escenario con un tejido social tan debilitado e instituciones tan frágiles ¿qué podemos esperar?

Igual sucede con el programa Ensanche –de brecha digital escolar–, el cual programa como meta 13,000 computadoras para una población de casi un millón y medio de estudiantes.

En la versión borrador la meta era más ambiciosa (similar a Ceibal, y rondaba las 800,000 computadoras), pero resulta que ahora nos vamos al extremo de alcanzar a menos del 1% de la población escolar; también el programa Cerrando la Brecha del Conocimiento (CBC) plantea la entrega de 11,858 laptops (no queda claro si son parte de las 13,000 o si es otra entrega).

Otras políticas o programas del plan son sumamente generalistas, algunas con datos parciales, otros con metas, otros sin metas, inclusive algunos con metas a partir de 2014: Dignificación del Magisterio; Sigamos Estudiando; Ciencia y Tecnología; Desarrollo Profesional; Mejoramiento de Ambientes Escolares y Recursos Educativos; Recreación, Deporte y Cultura; Currículum pertinente; Educación inclusiva; Cerrando la brecha del conocimiento; Hacia la CYMA; Seamos Productivos; Educación Técnica Profesional; Estudiantes con Desempeño Sobresaliente y Creando Conocimiento.

El único programa con alcance “censal” es el de Paquetes Escolares, con el cual bien podríamos discutir sobre la eficiencia, costo-beneficio y tasa de retorno. Es muy bien valorado por la ciudadanía, pero no está focalizado, y en políticas educativas no se trata de quedar bien, sino de invertir bien.

Esta gestión de gobierno hereda la limitante financiera de las gestiones anteriores. Mientras la media latinoamericana de inversión educativa oscila en el 5% del PIB, en El Salvador no superamos el 3%, con el agravante de diseñar una estrategia difusa e irreal, creando espejismos educativos. Ni ayer ni hoy se plantea solucionar los problemas educativos del sistema: la baja nota de la PAES, la deserción en tercer ciclo, la verdadera dignificación, actualización y evaluación docente. Es más, desde 2000 a la fecha, según un estudio en proceso del economista Mauricio González Orellana, la Tasa Interna de Retorno de inversión en educación viene bajando y camina de la mano con la desaceleración económica del país. Con el sistema educativo de un país hay que hacer ciencia y no política.

Acontecer Educativo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s