Educación temprana para todos

Lillian Moncada-Davidson 

Según datos de UNICEF en El Salvador hay 486,543 niño(a)s menores de 3 años; aproximadamente solo 2% recibe algún tipo de educación formal. De los 353,506 niño(a)s de 4-6 años, la mitad recibe algún tipo de educación formal.La intervención del sistema educativo público en la educación de los niño(a)s a partir de los 4 años es tarde para ser efectiva. La mayoría crecen en condiciones de pobreza, por falta de cuidados adecuados, descuido o abandono, comienzan la escuela con deficiencias afectivas y sociales que previenen el rendimiento escolar adecuado. Muchos no han tenido contacto con el lenguaje escrito y menos con libros.

Lo anterior evidencia la importancia de invertir en la educación inicial y preescolar de calidad. Las investigaciones conducidas en Estados Unidos han demostrado que son las experiencias estimulantes tempranas las que comienzan a formar las estructuras de aprendizaje y desarrollan las habilidades que los preparan para la escuela.

Estos estudios también demuestran que niños con experiencias de estimulación temprana comienzan el kindergarten con la habilidad de comunicarse correctamente y las habilidades sociales que les facilitan el aprendizaje.

Psicólogos infantiles encuentran que adquirir auto-control a una edad temprana es crucial en tanto que establece la base para la flexibilidad mental, habilidades sociales, y disciplina. Adquirido en la infancia, el auto-control es un predictor del éxito en la escuela, el trabajo y el matrimonio. En el éxito académico, el auto control es una medida dos veces más importante que la inteligencia.

Para enfrentar los desafíos del siglo XXI al comenzar la escuela primaria todos los niño(a)s necesitan estar preparados con las habilidades cognitivas, afectivas y sociales necesarias para el aprendizaje formativo.

Con ese fin, la Fundación Hilda Rothschild (FHR), comprometida con el desarrollo de la niñez salvadoreña en cooperación con el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y la Adolescencia (ISNA) contribuye para que todos los niños de 0 a 6 años tengan acceso a la educación inicial y preescolar de alta calidad, implementado programas basados en los principios y prácticas Montessori en centros educativos existentes. ¿Por qué Montessori? Nuestra experiencia en El Salvadory en Estados Unidos con esta metodología demuestra que los niño(a)s no solo se destacan académicamente, también adquieren auto control, auto disciplina, y auto estima positiva. La enseñanza Montessori combina el juego con actividades que progresivamente presentan un desafío a los niños y las niñas de acuerdo con el nivel de desarrollo alcanzado.

Esto se logra a través de la capacitación de maestras y madres educadoras con los principios y las prácticas de la educación Montessori. Por un año, las nuevas Montessorianas trabajan bajo la supervisión de maestras titulares con años de experiencia, asegurando la efectividad del aprendizaje.

Durante enero se capacitaron 25 educadoras; se abrieron tres aulas modelo para niño(a)s de 0 a 3 años y de 3 a 6 años en dos centros educativos en la capital. Este es el principio de un proceso largo de servir a todos los niño(a)s con las bases necesarias que les facilitará el aprendizaje posterior.

Si se continúa ignorando a los niños en su primera infancia será con consecuencias graves para la niñez y la sociedad.

lillian@hrffoundation.org

Acontecer Educativo Niños

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s