La prioridad debe ser educación, no propaganda

Editorial EDH

En la vida la ley es escoger entre alternativas, fijar escalas de prioridades. Hubo monjes que preferían ayunar y azotarse pues su principal objetivo era ganarse el cielo, antes que estar bien comidos, cómodamente instalados pero exponerse a que Lucifer se los llevara a los infiernos. Y las amebas se mueven a las aguas más iluminadas, donde hay calor y por tanto energía, a quedarse inmóviles…

Seguramente a espaldas del titular de la cartera, el MINED ha contratado una campaña publicitaria a un costo superior al millón de dólares para exponer sus logros en el último año, pese a las graves carencias que atraviesa un gran número de escuelas e institutos en todo el país.

A lo largo del año, como parte de la labor informativa de EL DIARIO DE HOY y de otros medios de difusión, se exponen carencias, problemas, peticiones, perjuicios sufridos y también logros e innovaciones de centros de enseñanza.

Muchos maestros, directores y padres de familia, al igual que voceros de comunidades, hablan de lo que les falta, de la carencia de presupuestos, de sus actividades y programas, de falta de mobiliario, de servicios sanitarios inservibles o nula vigilancia, incluyendo acosos de pandillas como denunciaron los maestros de Bases Magisteriales.

Paz Zetino Gutiérrez, de Bases Magisteriales, y Manuel Molina, de Simeduco, afirman que los fondos en publicidad deberían “reorientarse a solventar” las necesidades de las instituciones.

Ambas gremiales han denunciado de manera constante que los problemas de infraestructura en centros educativos y el retraso en la entrega del presupuesto para el funcionamiento de escuelas del sector público son el dolor de cabeza de directores, profesores y alumnos del sistema educativo del país.

“Con los más de un millón de dólares usados en publicidad, un aproximado de 790 escuelas con un promedio de 100 estudiantes cada una podría recibir el doble de su presupuesto anual”, dicen.

Que aprendan los niños,

en pupitres y sin goteras…

De hecho, por datos del mismo MINED, “cuatro de cada 10 aulas en todo el país necesitan mejoras en su infraestructura”. Zetino Gutiérrez dijo que “la mayor parte de denuncias que tenemos tiene que ver con problemas en los techos de las escuelas, en pisos, carencia de servicios sanitarios y más”, explicó.

Un caso patético es el de una escuela, en el departamento de La Unión, cuyos servicios sanitarios están colapsados pero que con menos de mil dólares pueden rehabilitarse. Esto, por cierto, presenta una oportunidad para personas o asociaciones altruistas de correr al auxilio.

Si la educación, como se repite en forma cajonera, es la base del desarrollo, no hacer todos los esfuerzos posibles con el fin de que los niños tengan un mínimo de condiciones aceptables para aprender lo básico, es robarles algo de su futuro.

De allí lo repudiable de que se gaste en lo superfluo, o se gaste en lo que es propaganda política.

Hay muchos caminos que llevan a Roma, como hay muchas formas de educar fuera de la formalidad estatal. Una persona puede formarse mejor en el trabajo que en una academia.

Pero los niños no tienen otra opción que la escuela, aprender bien saberes esenciales: leer, escribir, manejar números, informarse del mundo en que viven, iniciar la vida con principios morales y una dosis de disciplina.

Y, además, sentados en pupitres y donde no les caigan goteras…

acontecer educativo garcía flamenco

10 valores fundamentales para educar a tu hijo

Por: Óscar Gonzáles.

Siempre que abordamos el tema de la educación de nuestro hijos de una manera u otra terminamos hablando de la importancia de la educación en valores. Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de valores? Podríamos definirlos como principios que permiten orientar nuestro comportamiento con el objetivo de realizarnos como personas. Nos proporcionan una pauta, un guión para formularnos metas y propósitos tanto a nivel individual como colectivo.

Poco a poco y a medida que vamos creciendo vamos configurando nuestra propia escala de valores ya que damos más importancia a unos valores que a otros.

¿Te has parado a pensar alguna vez cuáles son los valores más importantes para ti?, ¿has pensado a cuáles les das más importancia?, ¿cuáles de esos valores te gustaría transmitir a tus hijos?

No podemos olvidar que para la transmisión de esos valores es mucho más importante lo que hacemos que lo que decimos y por tanto, debemos mostrar coherencia en nuestras acciones a la hora de educar. Busquemos oportunidades de ponerlos en práctica pues se nos presentan a diario, en cada momento. Un ejemplo de lo que acabo de decir: no podemos decir al niño que sea respetuoso con los demás cuando nosotros estamos continuamente faltando el respeto a todo el mundo: eduquemos con nuestro EJEMPLO.

A continuación me gustaría destacar diez valores que considero fundamentales a la hora de educar a nuestros hijos. Como padres tenemos la responsabilidad de enseñarles y ayudarles a descubrir el valor de…

1. La empatía: El niño tiene que aprender a ponerse en el lugar del otro y entender cómo piensan y sienten los demás ya que se trata de un valor necesario para la convivencia.

Pregúntate: ¿Muestras empatía ante los sentimientos de tu hijo?

2. La humildad: Es necesario que el niño aprenda que no es superior ni a nada ni a nadie en ningún sentido a pesar de mostrar seguridad en las capacidades que posee. Vivir con una actitud humilde le permitirá conocerse mejor, valorar sus fortalezas e intentar mejorar sus debilidades. Actuar sin humildad es egoísmo.

Pregúntate: ¿Eres humilde o por el contrario arrogante o prepotente? ¿qué ejemplo le muestras a tu hijo?

3. La autoestima: Es importante que el niño aprenda a valorarse a sí mismo. Esto sirve de base para educar la empatía. Una buena forma de fomentar la autoestima es a través de una herramienta muy poderosa: el elogio.

Pregúntate: ¿Elogias continuamente a tu hijo o solo le recuerdas lo que hace mal?

4. El compromiso: El compromiso es un valor que demuestra madurez y responsabilidad. Se va adquiriendo progresivamente con los años. Debemos hacer ver a nuestros hijos el valor de la palabra dada. Como he destacado anteriormente una buena forma de hacerlo es a través del ejemplo.

Pregúntate: ¿Cumples con tu palabra?

5. La gratitud: Es importante y valioso que nuestros hijos aprendan a mostrar gratitud. Puedes leer aquí un artículo donde explico cómo educar la gratitud en nuestros hijos.

Pregúntate: ¿Te muestras agradecido ante tu hijo y con los demás?

6. La amistad: Nuestro hijo debe aprender el valor de la amistad, del afecto mutuo que nace del contacto “con el otro”. Aprenderá que el verdadero valor de la palabra amistad va mucho más allá que un simple click agregando amigos en sus redes sociales.

Pregúntate: ¿Cuidas tus amistades?

7. El optimismo: Es muy importante que nuestros hijos aprendan a vivir la vida con entusiasmo y optimismo, buscando siempre el lado positivo de las cosas a pesar de los reveses que nos presenta la vida. Deben huir del pensamiento negativo que nos atenaza.

Pregúntate: ¿Te muestras alegre y optimista ante tu hijo o negativo y pesimista?

8. La paciencia: Nuestro hijo debe cultivar la paciencia y aprender a diferir gratificaciones huyendo del “lo quiero aquí y ahora”. Esto ayudará a controlar y canalizar su impulsividad mostrando una actitud paciente y serena frente a la vida.

Pregúntate: ¿Practicas la paciencia en tu día a día?

9. El esfuerzo: Un valor necesario en la sociedad actual que se caracteriza por la inmediatez y el mínimo esfuerzo. El niño tiene que aprender que todo lo que quiere conseguir requiere de un esfuerzo. Tenemos que explicarle que debe huir de sloganes engañosos como: “aprenda alemán sin esfuerzo en una semana”.

Pregúntate: ¿Actúas con esfuerzo en tus actividades y proyectos?

10. La felicidad: Este debe ser el objetivo de la educación que ofrecemos a nuestros hijos, conquistar su felicidad y que sean capaces de transmitir y contagiar esa felicidad a los demás. Para ello es importante cultivar la alegría, el optimismo, el sentido del humor, etc. Solo aquel que es feliz puede transmitir felicidad.

Pregúntate: ¿Eres feliz en tu vida?

Y tú, ¿cuáles consideras que deben ser los valores fundamentales que tienes que transmitir a tus hijos?

No olvidemos que a través de esta educación en valores estaremos estableciendo unos sólidos cimientos para una sociedad del futuro que necesita un profundo cambio a todos los niveles: ético, educativo, económico, etc.

¿Nos ponemos ya en marcha a promover esta cambio educativo y social? No se trata de emprender grandes proyectos sino de empezar por ti mismo y tu entorno más cercano. De este pequeño cambio emergerá un GRAN CAMBIO. Estoy convencido. No podemos perder ni un minuto más…

Espero que te haya resultado interesante la entrada. Te agradecería que la compartieras con tus amigos y conocidos en Facebook y Twitter. Mil gracias por dedicar tu tiempo a leerla y compartirla.

acontecer educativo garcía flamenco

Estudio: Los ‘comelibros’ tienen mejores cerebros cuando envejecen

Para muchos uno de los placeres más agradables es el perderse en medio de las páginas de un libro. Puede que parezca que en ocasiones las personas que leen están dejando pasar tiempo que podrían estar aprovechando en otra cosa, pero –entre otras cosas– en realidad están haciendo que sus cerebros estén mucho mejor cuando viejos. Esto lo confirma un estudio que realizó la revista Neurology.

Según Robert S. Wilson, neuropsicólogo del Centro Médico de la Universidad de Ruth en Chicago y uno de los autores del artículo, el estudio pretendía demostrar que diferentes actividades, como la lectura y escritura realizadas en edades tempranas y adultas, contribuyen a la salud de los cerebros en edades viejas.

Un grupo de 294 personas, con edades seis años inferiores a la esperanza de vida, hicieron diferentes pruebas de cognición, las cuales tenían como objetivo poner a prueba la memoria y claridad mental de los evaluados. Los participantes también registraron, al mismo tiempo, un promedio de la cantidad de veces que iban al teatro, leían, escribían o realizaban actividades que mantienen activo el cerebro.

Todos los sujetos donaron su cerebro para que después de fallecidos pudieran ser investigados por los científicos. Según ellos, la única manera de dar un diagnóstico ciento por ciento acertado de algunas enfermedades mentales, como el alzhéimer, es analizando los cerebros para buscar lesiones, placas y nudos.

Los sujetos que frecuentemente ejercitaron sus cerebros con lectura (de periódicos o libros) y escritura no solo tenían mejores resultados en los pruebas de memoria y cognición, sino que no mostraron ningún indicio de alzhéimer. Incluso cuando sus cerebros tenían placas, lesiones o nudos, no había rastros de la enfermedad.

Wilson concluyó que “no se deben subestimar los efectos de las actividades de todos los días, como leer y escribir”. Así que puede que valga la pena sacar un libro y aprovechar el tiempo –así sea poco– que tiene para leer o escribir.

acontecer educativo garcía flamenco

¿Uso de apps educativas en las aulas?

Por Juanma Díaz

Hace tiempo que, en mayor o menor medida, el uso de los dispositivos móviles se ha generalizado entre nuestros jóvenes, pero en la mayoría de ocasiones dicho uso se restringe al ámbito privado, porque en nuestros centros educativos parece que impera la prohibición de uso, como ya nos contó nuestra compañera María en este artículo. ¿Y por qué no buscamos alternativas? ¿Y ahora que tan de moda está el uso de las tablets vamos a desaprovechar sus posibilidades educativas? ¿Y en estos momentos de crisis que tan difícil es dotar de infraestructuras TIC a los centros no podemos usar en las aulas los dispositivos móviles que ya tenga el alumnado?

Imagen en Flickr de Jamais Cascio bajo licencia CC

El teléfono móvil ha evolucionado en los últimos tiempos de tal forma que parece que la función menos utilizada es precisamente la de usarlo como teléfono. La mensajería instantánea, la navegación web y el uso de aplicaciones son las grandes funcionalidades que ofrecen los smartphones de hoy. ¿Y de las tablets que podemos decir? Que poco a poco se van viendo cada vez más, gracias a la diversidad de modelos y tamaños existentes y al abaratamiento de precios.

Pero a nosotros nos interesan las posibilidades educativas de los dispositivos móviles, ya sean teléfonos o tabletas, ya sea con sistema operativo de Windows, de Apple o Android. Por tanto, en este artículo vamos a proponer distintos sitios web donde podemos encontrar recursos y apps educativas con posibilidades didácticas para ser llevadas al aula.

Proyecto #Guappis:

Se trata de un proyecto colaborativo en el que se comparte por parte del profesorado participante distintas experiencias didácticas utilizando aplicaciones para móviles y tabletas. El objetivo principal del proyecto es conseguir que los dispositivos móviles se integren en las aulas como herramientas de enseñanza-aprendizaje. Dependiendo de la aplicación seleccionada y del área de conocimiento relacionado se podrá trabajar diversos aspectos del currículo, como la expresión oral, la expresión escrita, la comprensión o la creatividad, así como trabajar las competencias básicas y facilitar la participación y la interacción entre el alumnado.

En el menú lateral de la web aparecen organizadas las distintas aplicaciones por nombre, por contenido, por capacidades, por etapa educativa, por precio y por dispositivo. También se puede seguir todas las novedades del proyecto por Twitter: @PGuappis. En este vídeo nos lo explican muy bien:

#Guappis from Proyecto Guappis on Vimeo.

eduTablets:

Diego GarcíaEvaristo Pérez y Ezequiel García son asesores de formación del Centro de profesorado de Granada y han sido los responsables de este proyecto y de la actividad formativa “Uso educativo de tabletas digitales”, actividad con la que se pretende dar un nuevo impulso a las TIC en las aulas y almlearning, mediante el uso de tabletas digitales acompañando el trabajo con tareas y proyectos.

La actividad formativa constaba de tres fases: una primera en la que el profesorado participante debía familiarizarse con el uso de estos dispositivos móviles, el sistema operativo instalado (Android), las apps más utilizadas y un planteamiento inicial sobre el uso didáctico de las tablets en el aula. En una segunda fase el profesorado debería diseñar las tareas y/o proyectos que pondría en práctica con su alumnado y en la tercera y última fase se llevarían estas prácticas al aula.

En la web del proyecto podemos encontrar las experiencias desarrolladas en el aula por el profesorado participante con vídeos-resúmenes y podcasts. Para seguir el proyecto en Twitter: @edutablets.

Mobile learning:

César Poyatos nos explica en el siguiente vídeo las posibilidades del aprendizaje con los dispositivos móviles. Muy recomendable.

Más información:

Nota final: Esperemos que en un futuro próximo podamos escribir un artículo en estos mismos términos pero sin necesidad de incluir la forma interrogativa en el título, señal de que el uso de las apps educativas sería una realidad en nuestras aulas.
acontecer educativo garcía flamenco

Primero los docentes

Por Juan Valiente

Como siempre en campaña electoral, todos están ofreciendo mejorar la educación. No existe un candidato en un país como el nuestro donde no se ofrezca mejorar la educación. Es necesario tratar de profundizar en lo que esto quiere decir más allá de la exuberante comunicación electorera. ¿Qué significa mejorar la educación? ¿Esperamos lograr once años de escolaridad? ¿Cómo esperamos ubicarnos en términos de resultados académicos? ¿Cómo logramos ir más allá de las materias básicas para promover el desarrollo de seres humanos integrales, con habilidades para la vida, con consciencia de la importancia del respeto, la convivencia y la armonía?

Unos prometen que van a mantener y profundizar la entrega de los paquetes escolares, a impulsar el programa de una computadora por niño y la alfabetización digital, la educación bilingüe y las escuelas de tiempo pleno. Otros reconocen que la educación también es un eje importante de su plan de gobierno, porque es una herramienta de desarrollo, de generación de empleo y de riqueza para el país. Y hay todavía otros que hablan de lo prioritario de la educación en su plan, por lo que se comprometen a aumentar el presupuesto, mejorar las condiciones de los maestros, invertir en educación bilingüe y revivir el abandonado plan 2021.

Unas propuestas son mejores que otras, pero a todas les falta concreción y en general dirección estratégica. El famoso Programa de Promoción de la Reforma Educativa en América Latina y el Caribe (PREAL), proyecto de Diálogo Interamericano de Washington, D.C. y de Corporación de Investigaciones para el Desarrollo (CINDE) de Chile, propuso medidas clave para mejorar la calidad y equidad de la educación.

De todas las medidas es crucial enfocarse en la calidad de los profesores. Hay consenso en la comunidad de expertos que “el techo de todo sistema educativo es la calidad de sus docentes” (McKinsey). Por eso debemos promover que los mejores profesionales se dediquen a enseñar, que las personas más capaces opten por esta carrera tan importante para el país. No se ha hecho hasta el momento un esfuerzo adecuado para atraer precisamente al talento nacional para esta misión. Los sindicatos magisteriales pueden convertirse en rémoras de la calidad, en lugar de ser los más ardientes promotores de ella.

Recientemente El Diario de Hoy lanzó un nuevo componente para su programa EDUCA HOY que se enfoca en promover a los mejores maestros del país, Profe10. Este nuevo componente buscar “contribuir con la calidad educativa mediante el reconocimiento de programas innovadores, reconocer la abnegada labor de los docentes y también identificar sus buenas prácticas.” Debemos en este proceso restaurar el valor social para esta profesión tan crítica para el futuro. Debemos promover un cambio en las actitudes de todos hacia la profesión docente.

Si nos enfocamos en las cuatro medidas clave identificadas por PREAL y expertos educativos, el país tendrá una verdadera nueva oportunidad. Primero, la administración pública de las instituciones debe ser compartida con la comunidad educativa en su conjunto (con EDUCO estuvimos cerca de un modelo adecuado); segundo, la inversión debe aumentarse significativamente (alrededor del 6% sobre el PIB); tercero, debemos cultivar los mejores docentes, y cuarto, tenemos que contar con sistemas de evaluación para medir las mejoras.

La receta está escrita. Ya depende de nosotros cómo la convertimos en proceso orgánico. Lástima que los intereses políticos siempre terminen arruinando la institucionalidad de los procesos de país a largo plazo. Hace unas semanas pedí una ley que nos obligue a invertir 6% en educación. Ahora debemos también asegurarnos que los mejores hijos e hijas del país se dediquen a educar a las nuevas generaciones.

Acontecer Educativo Niños