Generadores de citas bibliográficas a través de formularios online

Por  en Académico y profesional

Me atrevo a decir que son muchos los estudiantes que no incluyen citas bibliográficas en sus trabajos académicos por lo tediosa y complicada que resulta la tarea ya que la costumbre es aprender decenas de reglas y aplicarlas en detalle una por una al final de los documentos. Pues bien, con las herramientas que recopilamos hoy para automatizar la labor cediéndole la carga pesada a aplicaciones online, ya no habrá excusa para presentar escritos de alta calidad y con las debidas referencias que merecen los autores de las obras que sirvieron para la realización del documento a presentar.

Harvard Referencing Generator

Harvard Referencing Generator
Para referenciar un determinado capítulo de un libro, un libro completo, un artículo académico (journal), un sitio web e incluso un email, con las debidas normas de citas estilo Harvard. El formulario se adecua según el tipo de documento elegido minimizando el trabajo a ir llenando los campos requeridos en cada caso. Restará pulsar en el botón Generate Reference para que la aplicación haga su trabajo.

Google Drive

Google Drive citas bibliograficas
Puedes valerte de los Formularios de Google para crear uno que te permita ingresar a través de casillas, los datos necesarios para completar las citas de tal manera que puedas exportar los datos de cada cita de forma organizada. También puedes usar el panel que se encuentra en la opción Investigación del menú Herramientas al crear un nuevo documento de texto; Gracias a sus opciones y filtros, podrás ingresar referencias de pie de página con las debidas normas APA, MLA y Chicago, todas con un par de clics. Otra buena idea es crear una plantilla de referencias y crear una copia de ella cada vez que sea necesario desde cualquier equipo y lugar.

APA Referencing Citation Generator

APA Citation Generator
Un formulario bastante similar al primero, de hecho es creado por el mismo portal (UKessays.com), la gran diferencia está en que las normas a citar ya no son del estilo Harvard sino estilo APA. Lo demás es lo mismo, ir ingresando los detalles del autor y la obra luego de indicar su tipo (libro, artículo, página web, etc.). Lo último será generarla para luego simplemente copiarla y pegarla.

OttoBib

ottobib sitio web
Finalmente una maravilla que muchos agradecerán por el enorme ahorro de tiempo que siginifica: un generador de citas bibliográficas en formato APA, MLA y Chicago/Turabian incluso con la posibilidad de generar el código en formato BibTex (para referencias en LaTeX) y en el formato de Wikipedia. La magia: Lo único que requiere para funcionar es ingresar el ISBN del libro o libros a referenciar (pues se puede ingresar un listado de códigos ISBN separados por comas), ¡nada más!

Por si fuera poco, viene también como extensión para Chrome:
ottobib extension

En fin, ahí están las herramientas para acabar con las excusas de saltarse las citas, algunas están en inglés pero eso soluciona con un simple “Buscar y reemplazar” desde el editor de texto que estés usando. Sólo queda ir por las más altas notas aprovechando el tiempo ahorrado gracias a las siempre útiles aplicaciones online. Ahora bien, si te ha servido este artículo y quieres citarlo en tus escritos…

Quiñónez, Juan D. (2013). Generadores de citas bibliográficas a través de formularios online. [ONLINE] Disponible en: http://wwwhatsnew.com/2013/11/25/generadores-citas-bibliograficas-formularios. [Última consulta: 25 de noviembre de 2013].

acontecer educativo garcía flamenco

Anuncios

Hijos y redes sociales. Guía para padres principiantes

 

Por: Óscar Gonzáles vía: http://www.elblogdeoscargonzalez.com/

Uno de los temas que más preocupan a las madres y los padres es el de las REDES SOCIALES. Desconocen qué son, qué es lo que hacen y pueden hacer sus hijos en las mismas y esto los desconcierta. A muchos de ellos Facebook, Twitter o Tuenti les suena a chino.

“Un estudio revela que, aunque el 63% de los progenitores cuenta con un perfil, cerca de la mitad de ellos desconoce cómo gestionar la información que sus hijos hacen pública” (fuente: abc.es)

¿Qué son las redes sociales?

Me gustaría explicarte en un lenguaje sencillo qué es una red social. Se trata de una plataforma en la que podemos registrarnos, crear un perfil y buscar personas con intereses similares a los nuestros para poder intercambiar información y experiencias con ellos. 
Están muy de moda entre los adolescentes aunque hay que destacar que cada vez se está adelantando más el uso de estas redes sociales por parte de nuestros menores y nos encontramos con niños de 9 y 10 años que están registrados y haciendo uso de alguna red social. También hay que destacar que hay un mayor y más fácil acceso a las mismas debido a la generalización de los smartphones.

¿Qué opinan los padres sobre las redes sociales?
Preguntando a las madres y los padres sobre su opinión acerca de las redes sociales estas son algunas de las respuestas que me han dado:

– “Nunca he entrado a ninguna, no sé ni para qué sirven…”
– “Nos preocupa mucho porque no sabemos cómo controlarlos”.
– “Me gustaría conocer qué es lo que publica y comparte mi hija en sus redes sociales”.
– “Me preocupa que cuelgue fotos”.

Como puedes comprobar este es un tema que preocupa e incluso asusta a los padres por el desconocimiento que tienen sobre el tema. Por este emotivo aconsejo que debemos formarnos, navegar con nuestros hijos y mantener una comunicación fluida sobre el uso que hacen de estas redes sociales.

No podemos olvidar que “pertenecer a una red social” de manera virtual también es una manera de estar conectado con el grupo y reforzar el sentido de pertenencia al grupo en el mundo real. Por este motivo la solución no es prohibir el uso de las redes sociales sino educar para que hagan un buen uso de las mismas.

Un estudio reciente indica que al menos un 53% de los padres han tratado en alguna ocasión el tema del uso de las redes sociales con sus hijos y que, al menos un 46% muestran recelos de que sus hijos acaben agregando a su red social a algún desconocido, uno de los grandes miedos de los padres.

“Un 9% de los menores entre 9 y 16 años afirman haber
acudido a una cita con alguien que conocieron en internet”

¿Qué redes sociales usan más?

En el libro Tr@nki Papás se destaca que en estudios recientes se afirma que en España el 70% de los escolares menores de dieciocho años tienen una cuenta en una red social. Y el 35% en más de una. Entre las redes sociales más populares destacan Facebook y Twitter aunque los niños y preadolescentes se registran en otras redes sociales que se consideran “más juveniles”: Tuenti, Myspace, Hi5, etc.

¿Qué podemos hacer los padres?
Nuestra misión es controlar, asesorar y orientar a nuestros hijos (menores) para que se suscriban a redes sociales acordes a su edad y que hagan un buen uso de las mismas. Estas son algunas de las cosas que debemos tener en cuenta:

Debemos conocer las redes a las que accede nuestro hijo y ver las condiciones de uso y privacidad de las mismas.
Tenemos que ayudarlos a registrarse y a crear el perfil: usar perfiles privados evitando datos personales como dirección, colegio, teléfono personal, etc.
Recordarles que no añadan a personas desconocidas.
Que usen un seudónimo en lugar de su nombre real.
Recordarles las normas de uso:
– Tratar a los demás con respeto.
– Si reciben un mensaje molesto, no contestar al mismo y comunicarlo a padres o profesores.
– Si reciben una foto o vídeo de agresión comunicarlo a padres o profesores de inmediato.
– No enviar fotografías de otras personas sin su con sentimiento.

 

¿Qué recomendamos a los padres?
– Formarse, invertir tiempo en conocer las herramientas.
– Dar un buen ejemplo de uso a nuestros hijos.
– Navegar con nuestros hijos (dedicarles tiempo).
– Supervisar los contenidos a los que acceden.
– Establecer un horario de uso.
– Mantener una comunicación constante y fluida sobre estos tema.

Recomiendo que visites las siguientes páginas que pueden servirte de gran ayuda:
– Protégeles.
– Ciberfamilias.
– Cedec.

Además, te recomiendo la lectura del interesante libro “Tr@nki Papás” de Pere Cervantes y Oliver Tauste.

Como puedes comprobar, no se trata de demonizar las redes sociales sino de ofrecer una formación e información sobre las mismas para que aprendas de qué manera abordar el uso de las mismas por parte de tus hijos. Las redes sociales han venido para quedarse, debemos “actualizarnos” y adaptarnos a los cambiospues a través de la formación perderemos el miedo y sabremos de qué forma actuar ante los posibles peligros que entrañan las redes sociales.

Estos temas deberían abordarse también desde los centros educativos y la formación debe ir en dos direcciones: hacia las familias y también hacia el profesorado para que familia y escuela trabajemos en equipo y eduquemos en un uso responsable de las nuevas tecnologías.

Aquí puedes descargar una pequeña e interesante guía elaborada por CEAPA.

Acontecer Educativo

Resultados PAES 2013 – GF

REsultados PAES2013WEB

Felicitamos a nuestra promoción 2013 por sus excelentes resultados en la prueba PAES, gracias por poner en alto el nombre del Colegio García Flamenco.

Destacamos los resultados obtenidos por: Mario Rodrigo Rico Valles, Douglas Alejandro Rivera Bonilla, Samuel Armando Zepeda Villalta y Carlos Roberto Albanez Erazo, quienes obtuvieron las mejores notas a nivel institucional.

¿Son infantiles los materiales de infantil?

¿A partir de qué momento las matemáticas dejan de ser un juego para convertirse en una asignatura?, ¿cuándo tiene que dejar el niño de tocar y moverse por los rincones para pasar a estar sentado, callado y observando? ¿Hay unas matemáticas activas, las de los peques; y otras pasivas, las de los mayores?

bl

Cuando nombras los bloques lógicos de Dienes a profesores de secundaria, o incluso de primaria que no hayan ejercido en Infantil, lo más probable es que no haya oído nombrar estos materiales con los que tan bien se puede trabajar el pensamiento lógico. Se trata de un material manipulable, consistente en una serie de piezas —de plástico o madera— con distinta forma, color, tamaño y grosor, de manera que hay una única pieza que cumple simultáneamente todas las características: hay un solo círculo grande grueso y rojo o un único triángulo pequeño fino y amarillo. Esto es lo que los hace ser un material lógicamente estructurado y por tanto perfecto para realizar clasificaciones, juegos del sí y del no, dominós lógicos, o respuestas a invitaciones más simples como “coloca dentro del círculo las piezas que son rojas” o “sitúa en la tabla las piezas que cumplen las características tal y tal…” ejercicios —de infantil— que los utilizan. Pero la educación Infantil acaba y los bloques lógicos se quedan en una balda del aula de los pequeños.

Algo parecido ocurre con las regletas Cuisenaire, que o se usan en infantil o ya no se usan jamás. En breve, se trata de unos prismas de madera (o plástico) de distintos colores según su longitud —que varía de uno a diez centímetros— y de sección cuadrada. Ayudan a adquirir sentido numérico prescindiendo de la grafía del número a través de su comparación, ordenación, colocación en fichas… Una de las primeras cosas que necesitan los más pequeños para aprender de verdad las magnitudes es a establecer comparaciones.Las regletas sirven para hacer verdaderas matemáticas ya que la regleta que representa el dos, seguida de la que representa el tres es igual de larga que la que vale cinco. Y se puede “demostrar” que se da la propiedad conmutativa. O que la regleta del cuatro se puede descomponer como 1 y 3, 2 y 2 o 3 y 1, y esas son todas las formas posibles. Pero también se puede usar para multiplicar, o empezar a dividir o “mostrar” el teorema de Pitágoras. O las odiadas identidades notables. El plus que representan los materiales manipulativos es que se llega a estos conocimientos a través de las manos y con la experimentación.

Otro tanto les ocurre a los ábacos, pero no solo los materiales manipulativos caen en el olvido, también prácticas tan saludables como la asamblea —y su inseparable alfombra— que posiblemente por las exigencias de un currículo repleto de algoritmos y necesidades de mecanización temprana del cálculo con papel y lápiz quedan injustamente olvidadas.

Los bloques lógicos se pueden utilizar para introducir las funciones en primaria o para materializar el Quarto! , un divertidísimo juego de mesa, muy recomendable. Pero no agotan ahí sus posibilidades y lo mejor para ver hasta dónde pueden llegar es que hagamos como en el aula de infantil, nos los pongamos delante y tratemos de conocerlos con las manos, dejando volar nuestra imaginación.

Por Joseángel Murcia.

acontecer educativo garcía flamenco

Competencia Digital: herramientas para el siglo XXI

Por Elena Ojando y Mariana Martínez

¿Tienes cuenta de correo electrónico? ¿Utilizas Internet para buscar información? ¿Sabes elaborar y editar un documento de texto? ¿Utilizas las redes sociales para relacionarte con otras personas? Si tu respuesta a alguna de estas preguntas es sí, pues entonces tienes desarrollada tu competencia digital en cierto grado.

Las tecnologías están cambiando nuestra sociedad, la manera como vivimos y nos relacionamos. Utilizamos las tecnologías para una gran cantidad de actividades: trabajo, estudio, tiempo libre, viajes, deporte, etcétera. Pero no todos sacamos el mejor provecho de las tecnologías de las que disponemos, ni estamos educando a todos nuestros jóvenes para que lo hagan.

Como menciona Jordi Adell, el hecho de que un joven sea “nativo digital” no implica que tenga un buen nivel de competencia digital. Quizás solo es muy bueno en el manejo de redes sociales, pero no es competente en otras áreas que son importantes para su futuro.

Las sociedades necesitan que sus fuerzas productivas les permitan manejar la información y les proporcionen la capacidad de reflexionar, crear y solucionar problemas, para generar conocimientos. Por otro lado, deben asegurar que sus ciudadanos sean instruidos y capaces, de modo que cada uno pueda orientar con eficacia su propia vida y desarrollar una existencia plena y satisfactoria (UNESCO, 2011). En este sentido, la competencia digital, entendida como las “habilidades esenciales para todos” o las “habilidades de supervivencia en la era digital”, juega un papel muy importante en nuestra época.

¿Por qué es importante la competencia digital?

Tener un buen nivel de competencia digital no solo es ventajoso, sino necesario. Un nivel insuficiente de competencia digital podría significar la exclusión de alguien de ciertas actividades u oportunidades de empleo, así como ponerse en riesgo debido a un uso inapropiado de las tecnologías (Ala-Mutka, Kirsti; 2011).

Por tanto, entre todos debemos fomentar el desarrollo de esta competencia a través de la continua formación y actualización, para poder lograr así el cambio metodológico y la innovación educativa con el soporte de las TIC. Los docentes tenemos una gran responsabilidad en este sentido, pero también una oportunidad de capacitar a nuestros alumnos para el siglo XXI con herramientas del siglo XXI.

¿Cómo podemos desarrollar la Competencia Digital?

A continuación, te damos algunas orientaciones para mejorar la competencia digital, pero te recomendamos que te pases por el grupo de Competencia Digital de Tiching, encontrarás muchísimas propuestas:

  • WEBCUBE: para trabajar la búsqueda y selección de la información.
  • Squeak: herramienta de programación con la que los alumnos pueden crear simulaciones, libros interactivos, cuestionarios, etc.
  • Dipity: para crear líneas del tiempo de forma interactiva.
  • Elaboración de infografías: trabajo completo de búsqueda de información, selección de la misma, síntesis, exposición, etc.
  • Glogster: para crear murales digitales multimedia de forma colaborativa.

acontecer educativo garcía flamenco

Dolors Reig: “La tecnología no es una opción”

Por Tiching
¿Qué es lo que más le apasiona de su trabajo?

El aprendizaje permanente. De hecho, una de las grandes cualidades del profesor es la capacidad de aprender de forma permanente. Los profesores que se niegan a incorporar la tecnología no aman su trabajo, porque su trabajo es enseñar y aprender. Y, en el contexto actual, no puedes enseñar si no aprendes de forma permanente.

¿Esto explica por qué no se han introducido las nuevas tecnologías en la educación de forma generalizada?
No, no es solo esto. Si las tecnologías no han llegado al aula es por tres motivos principales: el hardware, es decir, las máquinas, el software, que está relacionado con los programas y aplicaciones disponibles y, por último, la actitud mental.

¿Qué le pasa al hardware?
Es un tema de presupuestos: si no hay máquinas, ya sean ordenadores, tabletas o smartphones, no hace falta plantearse ni el problema del software ni el de la actitud mental. Aún así, en todos estos años he viajado mucho y me he dado cuenta de que en Latinoamérica, por ejemplo, el hardware no es un problema, lo que indica que cuando hay voluntad política y hay ganas de tener un buen hardware, se sale adelante.

¿Puede poner un ejemplo? 
El plan ‘Conectar igualdad’, que ha conseguido llevar ordenadores a todos los centros educativos de Argentina. O el ‘Bring your own device’, que permite que los niños y niñas traigan sus dispositivos a la escuela. Al fin y al cabo, esto de la tecnología no es una opción. Los niños ya trabajan y trabajarán el resto de su vida con tecnologías, con lo cual no tiene mucho sentido que en las escuelas no sea así.

¿Qué resistencias ha visto a lo largo de estos años?
Hace dos o tres años había un componente importante de reticencia hacia la tecnología. Pero cada vez hay menos resistencia y, en cambio, siguen faltando ordenadores en la escuela. Por eso pienso que es un tema puro y duro de presupuesto. Sí que es importante el cambio de actitud, pero esto se trabaja con formación. Hay gente que se siente sobrepasada de información y entonces tiende al prejuicio. Es un efecto que en psicología es muy conocido, La ley de Yerkes-Dodson.

¿En qué consiste?
Según La ley Yerkes-Dodson, cuando nos sobrepasa el entorno informativo tendemos a generar prejuicios. Esto está pasando mucho con la tecnología. Hay profesores, responsables y políticos que no han dedicado el tiempo suficiente a formarse y cuando se acercan por primera vez a estas tecnologías acaban sobrepasados, sobreinformados y generando prejuicios. No se trata de que nadie sea más listo que nadie, simplemente hay gente que no le ha dedicado el tiempo suficiente.

Pero, según dice, la tecnología no es una opción, acabará llegando. 
Evidentemente. Ahora son pocos los padres que exigen a la escuela que se enseñe con tecnologías para el aprendizaje pero cada vez serán más los que digan: “¿Por qué haces que mi hijo aprenda a pie, si podría aprender con medios de transporte tan potentes como el avión?”.

¿Estamos hablando de digitalización? 
Si lo que haces es pasar todos los libros de texto a pdf no hemos ganado gran cosa.
El elemento fundamental no es tanto tener ordenadores en el aula sino el hecho de incorporar este entorno al aprendizaje a través del cual se puede encontrar tantísima información. Las tecnologías tienen que servir para dar soporte a los procedimientos educativos habituales.

Y en este entorno, ¿cuál es el papel del profesor?
El de guía, de orientador, de tutor… El profesor ya no es el que lo sabe todo, sino el que filtra la información. Siempre pongo la metáfora de que puedes ir a Francia de dos formas. Puedes ir preguntando a un guía qué vale la pena de Francia o puedes coger Google y escribir “Francia”. Con Google acabarás en las recomendaciones de la guía Michelin, en Eurodisney… En los sitios más comerciales, que son los que prioriza el buscador. En cambio, si se lo preguntas a un buen guía, te propondrá un viaje mucho más rico y mejor contextualizado.

¿Qué cambiaría del sistema educativo actual?
Lo actualizaría para que los alumnos no fueran en bicicleta cuando pueden ir en un tren de alta velocidad. Haría que en las escuelas se aprovechara el potencial de la tecnología. Internet y las tecnologías aumentan las posibilidades y capacidades del ser humano: la inteligencia, las posibilidades de colaboración… Permiten hacer realidad antiguas utopías educativas. Si las utilizamos bien, claro.

¿A qué se refiere?
Es importante trabajar, desde la escuela, los valores, las actitudes y las competencias necesarias para hacer un uso positivo de la tecnología. Un uso que aumente las capacidades del ser humano. Si dejamos que los niños lo hagan solos, no sé hasta qué punto sus capacidades aumentarán o disminuirán.

Acontecer Educativo

El uso inadecuado de las redes sociales afecta a las personas

El uso inadecuado o excesivo de las redes sociales “aleja a las personas, aunque las una”, y parece cambiar las formas de comunicarse e interactuar, comentó este lunes el director de una web premiada que advierte contra su mal uso.

Roberto Ruz, creador del sitio web “Eres lo que publicas”, explicó que “uno de los grandes problemas (de las redes) es el aislamiento social”, si se entiende como tal quedarse en casa y no tener interacción con otros. “A lo mejor están cambiando las formas de comunicarnos e interactuar”, agregó.

“Me resulta sumamente ofensivo que alguien me diga: ‘Oye, permíteme un momento’ y se clave en el celular 15 minutos enfrente de mí”, comenta Ruz, para quien ahora “no (se) le da más valor” al contacto directo que al realizado a través de las tecnologías.

Sin embargo, el director de esta web premiada el pasado viernes con el World Summit Youth Award aclara en una entrevista telefónica a Efe que lo relevante no es tanto la cantidad de tiempo empleado, sino las distracciones que implica este uso continuo.

Entrar en las nuevas tecnologías mientras se estudia o se trabaja puede suponer que un examen salga un 20 % peor, que se emplee un 50 % más de tiempo en un trabajo, o que se cometa un 50 % más de errores, dice este joven de Mérida (sureste de México) de 26 años.

Pero sobre todo, Ruz lamenta la “ingenuidad” de los usuarios, la falta de interés de plataformas como Facebook para establecer la privacidad de una cuenta por defecto desde el principio, y la ausencia de leyes que obliguen a ello, especialmente en Estados Unidos, donde se concentran estas empresas y de donde debe llegar el cambio, dice.

Según su experiencia, un alto número de jóvenes no tiene “ni idea de dónde configurar la privacidad”.

Ruiz señala que “los jóvenes no entienden, o no terminan de comprender, los riesgos a los que están expuestos ante el uso inadecuado” de las redes sociales, como la publicación de ciertas fotografías o determinada información personal.

Acontecer Educativo