¡TODOS SOMOS IGUALES!

Por: Bertha Consuelo Navarro

Hablar de discapacidad, aceptación de la diversidad e inclusión hace del humano un ser sensible que considera al otro como único e irrepetible. Pero esta tarea va más allá del esfuerzo aislado que pueda desarrollar un sujeto o una familia; corresponde más bien al colectivo, es decir, a la sociedad y las instituciones que la representan.

Mientras leamos, recordemos la última calle por la que hemos caminado: ¿tiene rampa de acceso?; el cajero automático que en ella se ubica ¿incluye un sistema de uso para invidentes? Ahora pasemos de la calle a nuestra escuela; en ella sí hay rampas, ¿verdad? Además, cada aula tiene carpetas para estudiantes zurdos, y los docentes vocalizan de tal modo sus mensajes que cualquier menor con hipoacusia puede leer sus labios… ¿no es así? Los docentes realmente están convencidos de que los programas de inclusión educativa son acertados; se capacitan permanentemente y son monitoreados por los organismos nacionales encargados de la supervisión. ¿Se trabaja de este modo?

Preguntémonos: ¿cambiaron nuestras aulas desde 1982, cuando en nuestro país se vivió el “Año de los Derechos del Minusválido”?, ¿cambiaron veintiún años después, el 2003, al declararse el “Año de los Derechos de la Persona con Discapacidad”? Al margen de las disquisiciones sobre el matiz semántico de los términos “minusválido” y “discapacitado”, hay que reconocer una intencionalidad inclusiva tras la nominalización de estos periodos. No obstante, ¿cuánto de esto se concretó en experiencias y esfuerzos reales que facilitan la vivencia cotidiana de un sector poblacional todavía no visibilizado?

Al respecto de la inclusión, la cual pasa por el proceso de “ver” al otro, la Fundación Germán Sánchez Ruipérez[1] señala: “Hay que tender a contar historias y aventuras en las que aparezcan personajes con discapacidad, evitando el sentimentalismo y la caridad en sus caracterizaciones”.

Por ello, en el nivel de Inicial introduzcamos a Lulú, la simpática mariposita del cuento Vuela, Lulú, que no puede volar porque teme caer y hacerse daño.

En Primaria, el gran Benjamino nos mostrará cómo la grandeza no va necesariamente con el tamaño. En el mismo nivel educativo, en A-tilo, el delirio de Ilusión, un conejo nos acercará al problema de Ilusión, y nos conmoverá el problema de los ancianos que van perdiendo el referente de la realidad.

En Secundaria, C@ro dice: y Sol en la escuela nos muestran que sí es posible la inclusión en los púberes y adolescentes, destacando la intervención casi heroica de sus “especiales protagonistas”. A los más grandes de este nivel, Paloma y ¿Por qué a mí? les abrirán otras ventanas del panorama de la inclusión y sus matices.

Estos títulos son solo una muestra de los muchos textos de Alfaguara Infantil
y Juvenil que desarrollan el tema de la inclusión.

Es necesario que, como docentes, escuchemos, con la plenitud de nuestro ser, una vocecita tierna que nos dice: “Todos somos iguales… ¿me incluyes?”.

121213151724

Anuncios

Del Lean al “Vamos a leer”, el animador comprometido.

Por: Bertha Consuelo Navarro

Mi abuela solía decir: “No puedes contagiar viruela si no la tienes”. De hecho, las palabras y las intenciones no bastan para contagiar el gusto por la lectura; es imprescindible poseerla. Así como no podemos contagiar la viruela si no la tenemos, tampoco es posible contagiar el sano bichito del interés y el buen ánimo lector si no está en nosotros.

Por ello, el animador comprometido evidencia ánimo por leer más allá de las palabras agradables y los discursos melodiosos; son sus actitudes cotidianas las que se constituyen en actos ejemplificadores y modélicos. Una característica de la niñez y la infancia es la mímesis, la capacidad de imitar o remedar. Esto lo sabe el docente, constituido en un comprometido animador de la lectura, y, por ello, procura espacios en los que los niños y los adolescentes lo vean leer como un acto voluntario, agradable y satisfactorio.

Además, como lector exitoso, el animador comprometido sabe que la ruta para llegar a un proceso lector agradable, interactivo, comprensivo y holístico empieza mucho antes del encuentro con el texto impreso. Su inicio es la experiencia dialógica, el canto, el juego de palabras —actividades que dinamizan el desarrollo de las capacidades creativas y simbólicas tan necesarias y urgentes para comprender—. Así entona con sus alumnos y alumnas: “—¿Cómo te vaca? / —Más o monos. / —¿Por qué ratón?/ —Mucho me aburro / […]”, y otras muchas canciones que por sí mismas se constituyen en herramientas pertinentes para el desarrollo del lenguaje.

El animador comprometido incorpora también recursos multimedia que ayuden a los niños y los adolescentes a acercarse al texto sabiendo ya algo de este; pues conoce el principio psicopedagógico que explica que solo comprendemos aquello de lo cual ya conocemos un poco; es decir, nuestra comprensión se realiza desde la plataforma de nuestros saberes previos. En ese conocimiento, el animador echa mano de las guías de animación y de los book trailers para generar, mientras ejercita la percepción visual de sus alumnos, una expectativa amigable y positiva respecto al libro que se va a leer.

El animador conoce su objeto de animación, en este caso: la lectura. Pero conoce y se compromete también con el sujeto de la animación: el ser humano libre y autónomo. Por ello, sus consignas no son órdenes ni frías indicaciones que generen inútiles resistencias y rebeldías; son más bien invitaciones cálidas en las que él mismo se implica como lector. Así, el docente comprometido como animador de la lectura se aleja del imperativo “Lean” y apela al afecto compartido en un: “¡Vamos a leer!”.

PRIMER LUGAR EN XV OLIMPIADA NACIONAL DE MATEMÁTICA 2015

El Colegio García Flamenco felicita  al Alumno José Manuel Cabrera Guardado del 5° Grado sección B, por haber obtenido el primer lugar en la XV OLIMPIADA NACIONAL DE MATEMÁTICA en la categoría de 5° Grado, desarrollada por el Programa Jóvenes Talentos de El Salvador en el mes de marzo 2015, este Programa es ejecutado por la Universidad de El Salvador, el Ministerio de Educación y el Center for the Advancement of Hispanics in Science and Engineering Education. El objetivo principal es preparar líderes en Matemática y Ciencia que piensen técnica y científicamente para el desarrollo social.

“Programa de Jóvenes Talentos ¿Quiénes somos?

El Programa Jóvenes Talentos de El Salvador, es desarrollado por laUniversidad de El Salvador, el Ministerio de Educación y el Center for the Advancement of Hispanics in Science and Engineering Education. El programa funciona bajo la dirección del Ingeniero Carlos Mauricio Canjura y la coordinación de la Licenciada Alba Lila de Tejada, ambos docentes de la Facultad de Ciencias Naturales y Matemática de la Universidad de El Salvador.

El programa se compone de dos actividades principales: la Academia de Matemática y Ciencias y el curso de Futuros Dirigentes Técnicos Científicos. La primera se desarrolla a lo largo del año escolar, en días sábados; el segundo es un curso intensivo de cuatro semanas que se desarrolla al finalizar el año escolar. La Academia Sabatina tiene la doble función de preparar al estudiante para que aproveche mejor el curso de fin de año y la de preparar a un grupo selecto para competir en olimpíadas internacionales de Matemática, Física y Química. Los mejores estudiantes de la Academia Sabatina participan en el curso de Futuros Dirigentes Técnico Científicos en el que se imparten materias de nivel universitario, relacionadas con ciencia y tecnología modernas, con la intención de enseñar al alumno a pensar en términos científicos y técnicos, promoviendo en ellos el liderazgo en tales campos.

Jóvenes Talento se encarga además de preparar a los competidores salvadoreños en olimpiadas matemáticas, Físicas y Químicas a nivel internacional.”   http://www.jt.ues.edu.sv/programa/

¡FELICIDADES!

IMG_4621

PARVULARIA, VISITA EDUCATIVA A TIN MARÍN

García Flamenco no se limita únicamente a las enseñanzas impartidas en los salones de clase, el Modelo Educativo Garciísta consiste en explorar todas las oportunidades posibles en entornos educativos exteriores, es por eso que los alumnos de Parvularia año con año realizan visitas educativas a Tin Marín, El Museo de los Niños, ubicado en el centro de la capital de nuestro país.

Estas visitas permiten que los alumnos tengan contacto con vivencias muy formativas y divertidas; dentro de las exhibiciones que contempla el museo está “Reptilandia”, un espacio dedicado a la presentación de especies de animales y la importancia de su conservación, los visitantes conocen las características de más de 20 especies de reptiles, además de poder tocarlos y observarlos cuidadosamente, sin duda esta es una de las atracciones que crea más asombro en los niños, también se cuenta con “El Mariposario”, una recopilación de mariposas que muestra su evolución, tipos y características principales, “El Burbujín” que consiste en recipientes con una mezcla que crea burbujas de distintas figuras y tamaños, para los niños es mágico ver como se forman burbujas gigantes creadas por ellos mismos, sala de “Aseo e higiene” que muestra los cuidados del cuerpo y sus extremidades, recalcando lo importante que es para la salud darse un buen baño y una adecuada limpieza bucal, por último visitaron “El volcan”, una muestra de un volcán activo con marcas de lava a su alrededor. Durante la visita los estudiantes pudieron preguntar todas sus inquietudes y el recorrido fue acompañado por las docentes de cada sección y el personal del museo.

Muy felices y con nuevos conocimientos los estudiantes volvieron al Colegio a repasar en clase lo vivido en este emocionante viaje.

Vea la galería de Inicial 3 y Parvularia  4:  http://on.fb.me/1AIlhg8

Vea la galería de Parvularia 5 y 6: http://on.fb.me/1FY0EBb

DSC_0209