Educadores 3.0: Conectores colaborativos

Según proliferan las tecnologías convergentes, el conocimiento se hace cada día más evolutivo y más accesible a través de diversidad de fuentes abiertas. De ahí surgen nuevas formas de creación colectiva del valorCada día que pasa la sociedad se va alejando más del modelo en el que el aprendizaje se organiza en torno a lo estático, estable e indiscutible. Las instituciones educativas tradicionales -con sus luces y sombras- han servido como puertas principales de acceso a la educación la movilidad social durante muchas décadas. Pero su inmovilidad la está arrastrando hacia su propio colapso. Este modelo de formación social estructurado está siendo sustituido por los nuevos ecosistemas rizomáticos auto-organizados en los que el aprendizaje se concibe como un flujo de conocimientos compartidos con significados conjuntamente construidos. Ahora se trabaja en medio de la abundancia de recursos de aprendizaje personalizados, donde las oportunidades para el conocimiento son infinitas. Los aprendices de esta era disponen cada vez más de nuevas capacidades para sumergirse dentro y fuera de flujos de aprendizaje continuo.  
  
El lanzamiento de los dispositivos móviles, la computación en nube, el big data, la analítica de aprendizajes, la proliferación decontenido abierto, las nuevas modalidades de aprendizaje social y el desarrollo de competenciastransversales, son algunos de los indicadores principales que están provocando la refundación de una nueva educación. Dichos indicadores se mueven a través de diferentes flujos de aprendizaje continuo para mover el aprendizaje fuera de las murallas institucionales. El fenómeno de la Web 2.0 en el que los usuarios finales se convirtieron en prosumidores de contenido, ahora está avanzando hacia la nueva dimensión de la Web 3.0. El crecimiento de la Sociedad TIC sigue en aumento constante, pero mientras esto ocurre a nivel global, ya se va configurando la nueva Sociedad TAPEC (tecnológica del aprendizaje, participación, empoderamiento y creatividad). Ahora no solo se habla de prosumidores, sino de Educadores 3.0Conectores Colaborativos capaces de diseñar sus propios productos de consumo colectivo. 

Los nuevos líderes de la educación reconocen que sus mejores esfuerzos individuales ya no pueden contrarestar la complejidad interconectada de los conflictos de hoy. Por tanto, están hechando a un lado sus intereses personales para construir una nueva infraestructura cívica que sea capaz de accionar sus objetivos comunes. A esta práctica se le conoce como impacto colectivo y es una tendencia cada vez mayor en todas las redes de aprendizaje hiperconectado

De: www.elanaleoni.com

Vivir y trabajar dentro de una cultura de aprendizaje colectivanos ha alertado sobre esta poderosa tendencia de la colaboración en los organismos redárquicos. El líder como un conector colaborativo es ahora un elemento clave de la educación disruptiva del milenio. En los pocos años de estar inmersos en las redes cognitivas nos hemos percatado de que el contexto de liderazgo se ha desplazado más allá de las funciones realizadas con las tecnologías de la comunicación e información (TIC), para establecer nuevas fusiones, alianzas o asociaciones participativas con organimos educativos que trascienden la tradicionalidad de los roles docentes. 

El establecimiento de nuevas conexiones permite a los líderes educativos hacerse cargo de la toma de decisiones fluidas en una época de agitación.  Muchos de nosotros somos conscientes de que ahora vivimos en un mundo interconectadoque está habilitado por las tecnologías convergentes. No obstante, nos hemos puesto a reflexionar sobre este nuevo fenómeno emergente: ¿Cuántos de nosotros nos damos cuenta de las implicaciones profundas que esto conlleva al promulgar las posibilidades y oportunidades que estas conexiones nos permiten alcanzar? Cada día, más y más educadores innovadores están recibiendo peticiones de amistad en Facebook, estableciendo nuevos vínculos profesonales en LinkedIn, compartiendo nuevos posicionamientos en los blogs y publicando fotos digitales de sus experiencias tecno-educativas en Pinterst y Flickr. Esto es sólo la punta del iceberg de conexiones que forman parte de una revolución socio-educativa que estalla en la creatividadel pensamiento lateral divergente y el desarrollo deideas disruptivas. Estas nuevas prácticas nos permiten redefinir los procedimientos comunicativos al sostener nuevas relaciones con los demástanto en lo personal como en lo profesional y socio-cultural.

De: blog.mindjet.com

¿Cómo relacionamos estas prácticas socio-tecno-pedagógicas con la innovación y el liderazgo en la educación del siglo 21Un líder eductivo 3.0  es un conector inherente que genera redes de confianzacon valentía y con pasión en organismos múltiples y diversidad unidades empresariales en las que interactúan profesionales de disciplinas transversalesDe este modo se crean coaliciones de redes mediante el intercambio de nuevas narrativas y posicionamientos múltiples a través de una variedad de canales novedosos e interactivos en los que podemos:

 Maximizar la diferencia y la diversidad de pensamientoideas ysoluciones en nuevas formas orgánicas y autónomas para provocar el pensamiento que afecta el cambio y la innovación más allá de los bordes rojos del sistema.
• Crear una mayor velocidad y agilidad para hacer frente a cuestiones estratégicas y amenazas, para resolver los dilemas socio-tecno-pedagógicos y fenómenos emergentes con la intención de transformarlos en soluciones y oportunidades innovadoras.
• Movilizar y el conocimiento, habilidades y experiencias colectivas para resolver los retos generativos que cruzanvarias disciplinas, promoviéndolas a nivel global para rebasar la sostenibilidad regional y el crecimiento de valor del vínculo social.  

No cabe la más mínima duda de que el desarrollo del nuevo líder educativo requiere centrarse en las conexiones. Las nuevas iniciativas en las redes permiten a las organizaciones aprovechar el impacto a nivel colectivo. Los nuevos educadores del milenio necesitan llevar a la práctica nuevas conexiones profundas sobre sus conocimientos, habilidades y experiencias profesionales para penetrar el interior de los corazones de sus comunidades. Ellos se conectan externamente con diversidad de personas para aprovechar sus aspiraciones hacia la mejora de su experiencia con fines de promover diversidad de causas que ayudan a conservar su lealtad hacia la educación. Ellosse conectan con otros actores claves en sus cadenas de valor para mejorar los niveles de eficiencia y aumentar las vías de la produción digital.

En la actualidad podemos apreciar cómo los organismos educativos emergentes han adoptado una perspectiva ecosistémica como una forma de fluir con -en lugar de resistirse a- el caos global y la incertidumbre de la era.Utilizan tecnologías sociales convergentes para involucrar y colaborar a través de los sectores privados, públicos yorgánicos con el fin de promover la sostenibilidad, abaratar costos y aumentar el valor de la creatividad al incrementar los niveles de consumo colectivos. El líder educativo del milenio es capaz de crear nuevos ecosistemas de aprendizaje en donde las ideas y conceptos de diversas estructuras, culturas, sistemas de creencias y disciplinaschocan, provocando en última instancia, una explosión de ideas que llevaría a extraordinarias innovaciones nunca antes imaginadas. El nacimiento de ideas disruptivas son más a menudo intersesccionales y ocurren cuando traemosconceptos transversales a un territorio completamente desconocido mediante la constante práctica de las conexiones colaborativas. 

El trabajo en red de un conector colaborativo se compone de un conjunto de habilidades que se aprenden a través de la práctica tecno-social. Para iniciar el desarrollo de este conjunto de habilidades vitales, los líderes educativosdeben abrir espacios hipermentales centrados en la capacidad de adaptación, la posibilidad y la colaboración global

Esto se logra: 

  1. Removiendo la atención del yo y prestando atención profunda (centrada en la amplitud mental y facultando la apertura del sistema) para el nosotros que está interactuando conjuntamente.
  2. Sabiendo escuchar generativamente (sumergido en el intercambio de ideas y desde el organismo como un todopara abrir los espacios de posibilidades que están presentes en el encuentro dialógico.
  3. Formulando preguntas generativas profundas y potentes que alteren o provoquen el pensamiento colectivo,captando la atención y facilitando opciones, oportunidades y respuestas a las preguntas que posiblemente no fueron concebidas por su propia cuenta.
  4. Diseñando nuevos espacios de gestión de aprendizajes multicontextuales, multiculturales, multiplataformas, multimediales, multiformatos, multimodales y multicognitivos.   

Los ecosistemas de aprendizaje en red crean una serie de intersecciones vitales en los paradigmas emergentes ynos expone ante nuevos escenarios de oportunidades y posibilidades creativas. Esto nos permite detectar lospedacitos y fragmentos que ayudan a desarrollar el músculo asociativo que vincula al azar las diferentes visiones del mundo en el que coexistimosMientras más diversidad de conocimientos posean nuestros cerebros, mayores conexiones podrían ocurrir cuando se dan las nuevas entradas de conocimiento y experienciasEstas entradasfrescas desatan explosivas asociaciones conducentes al desarrollo de la imaginación creativia, generando tambiénpoderosos vínculos de datos al sumergirse en actividades cognitivas de orden superior.  

Los conectores colaborativos aprenderán a manejar por sí solos las redes para explorar las preguntasaparentemente sin relación, dificultades o ideas complejas con fines de alcanzar impactantes avances en las intersecciones de diversas disciplinas y campos. Esto nos lleva al descubrimiento de nuevas direccionescambios paradigmáticos y posibles eslabones de inflexión.

De: blog.tophat.com

Decirlo es mucho más fácil que hacerlo. Para lograrlo es imprescindible trascender los viejos modelos mentales y comenzar a cambiar con eficacia el mindware de nuestras organizaciones para ser más receptivos y adaptables a los cambios de la era. Esta transformación comienza con la gestión efectiva de los datos los cuales necesitan ser más que accesiblesEl proceso debe ser combinado con recursos digitales analíticos que nos permitan transferir los conocimientos abstractos en acciones concretas. Pero sobre todo, se requiereun cambio paradigmático en la estructura organizativaNo podemos esperar a que otros organismos emergentes construyan sus  propios modelos redárquicos externos, para entonces validarlos como efectivos y tratar de adoptaros en la vieja y oxidada estructura universitaria para innovarla. Más bien,deberíamos comenzar a centrarnos en las plataformas tecnológicas convergentes para comenzar a promover los nuevos conjuntos de habilidades requeridos en los entornos socio-laborales emergentes
 

Así como Rita Gunther McGrath expuso, la planificación tiene que convertirse en un descubrimiento impulsadomás que en un conocimiento conducido. En otras palabras, tenemos que centrarnos más en cómo podemos aumentar las capacidades de aprendizaje de los demás, en vez de exponer constantemente lo que los demás ya saben. La nueva sociedad se ha dado cuenta de las grandes limitaciones que el sistema educativo no quiere atender y han comenzado a desprenderse de las viejas instituciones educativas para comenzar a construir los espacios (deslocalizados y destemporalizados) donde se gestionarán los flujos de aprendizaje hiperconectados. En esos espacios y ‘no espacios’ de aprendizaje estarán los Educadores 3.0

Estos NeoEducadores formarán parte de la grandes transformaciones:

  • Del aprendizaje continuo, al episódico
  • Del asignar tareas, al atraer con contenidos impactantes
  • De la transmisión de contenido, a curadores de contenido
  • Del trabajo en un segmento de escala, al trabajo por toda la escala
  • De los grados/títulos, a las métricas de reputación
  • De las calificaciones finales, a los mecanismos continuos de retroalimentación
  • De las aulas, a los espacios de colaboración (learning commons)

Publicado por Antonio Delgado Pérez

Acontecer Educativo

Verdadero maestro es el maestro del carácter: En memoria de don Rubén (y 2)

Dr. David Escobar Galindo – Exalumno Graciísta.

Continúo reproduciendo aquí el texto del Panegírico en honor del Profesor Rubén H. Dimas, leído la noche del 19 de junio de 1987, en el Teatro Presidente: “La niñez es fugaz. La adolescencia/ es más fugaz aún, aunque uno siente/ que el tiempo, entonces, lento se aquerencia// y que será tan largo y transparente/ como es en esa edad. ¡Dulce inocencia/ que luego el mismo tiempo nos desmiente!// Pero yo hablo de entonces… De esos años…/ De esa casa con luz… De esos maestros/ que nunca fueron ríspidos ni huraños,// que nunca fueron tristes ni siniestros…/ ¡Maestros que en sus nítidos escaños/ sieguen siendo hasta hoy nuestros maestros!// Era un bullir de anhelos el colegio…/ Así nació, en tres mentes elegidas…/ ¡Nació pobre, veraz, sin privilegio,// con sólo una misión: el forjar vidas/ que aspirando a alcanzar el puesto egregio/ dieran en ese empeño sus medidas.// Fue don Chico Morán, el vitalista./ Fue don Salvador Cañas, el bohemio./ Fue don Rubén, el práctico idealista.// ¡Y trabajaron duro, con apremio, /con inquietud de apóstoles de otrora!/ Sin pretender jamás honra ni premio,// sólo tal vez la dicha inspiradora/ de repartir verdades cada día,/ de predicar el bien hora tras hora”.

El Colegio García Flamenco nació por iniciativa de maestros muy jóvenes, que no se contentaban con emprender el simple desempeño de su función magisterial, sino que aspiraban a darle a la sociedad salvadoreña un aporte permanente y de significaciones trascendentales. Así nació el Colegio “García Flamenco”, llamado así en homenaje al maestro insigne y sacrificado, que era figura inspiradora para los tres fundadores del Colegio. Corría 1924, y, sin que nadie pudiera saberlo en aquel momento, el país estaba entrando en las vísperas de una nueva época especialmente difícil y traumática, que tendría como punto de arranque los trágicos acontecimientos del año 32. Desde la fundación del García Flamenco han transcurrido ya 90 años, en los que la nación salvadoreña ha transitado por distintas zonas turbulentas, que incluyeron una guerra interna, producto de la acumulación histórica irresponsable y traumática.

La formación educativa requiere una atmósfera propicia, que estimule el conocimiento y también la convivencia respetuosa y abierta. Eso es lo que se ha vivido siempre en el García Flamenco. Lo describo así en el Panegírico citado: “En esas aulas, la sabiduría/ tuvo siempre un calor de fuego humano:/ ¡Calor de humanidad, que se sentía!// Porque los tres maestros, tan amigos,/ eran complementaria compañía:// de su labor de entonces son testigos/ no sólo los discípulos vivientes,/ sino el país total, beneficiario/ de tantos hombres dignos y conscientes// que del humilde caserón salieron,/ a ofrecerle al país su oficio vario:/ la luz que en esas aulas recibieron…// Por eso digo que la casa aquella/ –y así será la de hoy, con joven savia–/ era casa con luz que deja huella…”

El recuerdo personal interfiere a cada instante. Un personaje muy querido se une al ejercicio memorioso, don Saúl Flores, maestro de maestros. Lo digo así en el Panegírico: “Paseando por ahí su amplia figura/ don Saúl aparece, con aquella/ su gracia de señor de la cultura.// El tiempo no parece no parece hacerle mella…/ Dicen que ya murió. Yo no lo creo./ Lo miro ahí, sonriente, y me aconseja:// “No rimes los gerundios… El recreo/ sirve para correr; no estudies tanto…/ En esta estrofa Bécquer se refleja…”// Es también el Maestro… ¡Sin quebranto/ llega a la ancianidad, y la supera!/ “Cumpliré los cien años, no lo dudes… // ¡Soy un devoto de la primavera!/ Y aunque Rubén me gane en las virtudes,/ yo enciendo cada día alguna hoguera!…”

En 1987, el país estaba inmerso en una guerra fratricida de larga duración. El tema no podía ser evadido en ninguna referencia a la realidad del momento. El Panegírico lo enfoca así: “Niños…, jóvenes…, hoy, cuando un sangriento/ desatino a la Patria rasga y ciega,/ preciso es a la Patria dar aliento,// ¿y qué mejor aliento que el que emana/ de un corazón que a la verdad se entrega/ y de una mente que en servir se afana?// Tenéis aquí el ejemplo. Sin amaños,/ y sin genuflexiones ni prebendas,/ ya toca don Rubén sus noventa años,// después de haber rendido sus ofrendas/ sólo en el ara del trabajo puro./ Y ese largo vivir sin componendas// es un ejemplo vivo hacia el futuro,/ que él siempre mira atento, siempre alerta:/ siempre asomado a su ventana abierta// desde la que se ve el jardín florido/ y también la ciudad, que erguida llora,/ y también su colegio, tan querido…// ¡De repente ha sonado la campana!/ ¡Todos al aula, amigos!… Es la hora/ de aprender que lo Emérito se gana…”

acontecer educativo garcía flamenco

El valor de la sinceridad

La sinceridad es tener una actitud congruente como persona, actuar según nuestra manera de ser y de pensar. Ser sincero es ser honesto con los demás y con nosotros mismos. Por lo tanto, una persona sincera es una persona digna de confianza, una persona que consigue que los demás puedan confiar en él, es, en definitiva, una persona buena y transparente. La sinceridad debe tener el don del tacto, de la oportunidad y de la discreción.

La sinceridad supone un cierto grado de responsabilidad y no se es más sincero por contar o decir las cosas arbitrariamente a todo el mundo. Tenemos que verla siempre como un valor positivo o una virtud. Debemos ser sinceros sin ser hostiles ni desagradables, y no debemos herir, debemos utilizar la verdad de una manera positiva y encontrar el momento y el lugar oportuno para decir las cosas.

Si nuestros hijos ven en nosotros sinceridad y honestidad en nuestra manera de comportarnos y de relacionarnos con los demás, ellos tenderán a comportarse de la misma manera.

acontecer educativo garcía flamenco

Verdadero maestro es el maestro del carácter: en memoria de don Rubén (1)

Por. Dr. David Escobar Galindo – Exalumno Garciísta.

Galindo

Cuando la vida va pasando, cada quien tiene la oportunidad de hacer balances sucesivos sobre lo que vivió en las distintas etapas de la existencia. Los que éramos niños allá en la década de 50 del pasado siglo, que para muchos hoy pertenece a la prehistoria, podemos hacer un ejercicio no sólo de los cambios naturales producto de la evolución personal y colectiva, sino también del ritmo histórico que acompaña dichos cambios. La velocidad del tiempo ha venido acelerándose progresivamente. Hoy, dicha velocidad es alucinante. Y adaptarse a ello requiere comprensión de la realidad y ánimo dispuesto para moverse dentro de ella. Basta poner atención en los dinamismos tecnológicos para constatar que lo que antaño duraba años hoy apenas dura semanas o días. Vivimos en el mundo de la caducidad galopante, y, por ende, de la innovación febril.

Pero lo que se grabó a tiempo en la mente y en el alma del individuo permanece ahí, intacto como un sello intocable. Eso es lo que hace, justamente, la educación que cumple con su tarea definidora y el maestro que hace su labor con inspiración de orfebre. En mi caso personal, nunca dejaré de agradecerle a la vida el haberme concedido el privilegio temprano de estar en la órbita de maestros ejemplares, que no sólo son inolvidables sino insustituibles. Entre ellos, en estos días próximos al 22 de junio, Día del Maestro, la imagen, el ejemplo y la palabra de don Rubén H. Dimas vuelven a hacérseme presentes en la remembranza entrañable.

Todo lo que aprendí intelectualmente en aquellos 8 años que estudié en el Colegio “García Flamenco”, ubicado entonces en la casona de la 8ª. Calle Poniente, una cuadra y media hacia el poniente del Cine Apolo, que era el más distinguido de la época, una cuadra hacia el oriente de El Diario de Hoy y frente a la Escuela Vocacional República de Francia; todo lo que aprendí intelectualmente, digo, está guardado en distintas gavetas de la memoria, algunas más accesibles y otras más reservadas; pero lo que asimilé como educación conductual sigue vivo y a flor de experiencia. Ese es el testimonio de la auténtica formación.

Nuestro proceso educativo general padece desde hace mucho distintas formas de retroceso, que inciden lacerantemente en las formas de vida de la población en su conjunto. Al respecto, se me vienen a la memoria unas palabras atribuidas al máximo representante de la cultura salvadoreña, don Francisco Gavidia. Dicen que una vez alguien le dijo al maestro que íbamos para atrás, y él respondió que si fuéramos para atrás ya hubiéramos llegado a los Próceres; que en verdad íbamos para abajo. Quizás -no se pueda decir tanto como eso, pero en realidad nos aqueja una manía distorsionadora que va debilitando y quebrantando las diversas estructuras del ser nacional.

La educación, en todos los órdenes, requiere maestros que asuman su misión con la integridad y la intensidad que se requieren para actuar en positivo sobre el intelecto y el corazón de los educandos. En verdad, los tiempos traen renovaciones de fondo en la función educativa, como es por ejemplo la necesidad creciente de que los educandos dejen de ser receptores pasivos y se vuelvan gestores activos de su propia formación integral; y eso vuele aún más decisiva la iluminación con que el maestro asuma su rol. Aquellos maestros tenían al máximo tal iluminación, y por eso fueron precursores del porvenir.

Rememorar la personalidad y la obra un personaje tan significativo como don Rubén no es simplemente abrir el álbum de los buenos recuerdos. Es muchísimo más que eso: es hacer retoñar una vez más las enseñanzas plantadas a diario en los arriates de la conciencia. Lo oigo ahora mismo, con la entonación y el gesto de siempre: “Estudien, jóvenes, y prepárense para la vida, que el que a los veinte no quiere, a los treinta no tiene, a los cuarenta no puede y a los cincuenta ni quiere ni tiene ni puede”. Lineamientos profundos para el diario vivir, en función del perfeccionamiento continuo. Y así constantemente, a fin de que quedaran grabados para siempre. Se me olvidaron los logaritmos y las fórmulas algebraicas, pero nunca se me olvidó ni se me olvidará aquella voz de consejero motivador.

En la noche del viernes 19 de junio de 1987, y en el Teatro Presidente de San Salvador, el Colegio “García Flamenco” proclamó a don Rubén H. Dimas Director Emérito. En ese acto, que tuvo la solemnidad de los afectos enlazados, me tocó el honor de hacer el Panegírico del maestro inolvidable. Me nació de inmediato decirlo en verso, como es mi expresión natural. Lo reproduzco aquí, para que reviva de entre mis papeles:

“Yo recuerdo aquel año y aquel día./ Año cincuenta y tres. Veinte de enero./ Un cielo azul arriba florecía.// Y para mí aquel día fue el primero/ de una larga y espléndida estadía/ en esa casa de seguro alero. (CONTINUARÁ)

Acontecer Educativo Niños

Constructivismo y el Aprendizaje Significativo

Hoy en día no basta con hablar de “constructivismo” en singular, es necesario decir a qué constructivismo nos estamos refiriendo. Es decir, hace falta aclarar el contexto de origen, teorización y aplicación del mismo.  En este artículo nos centraremos en le terreno de los enfoques psicológicos y sus derivaciones en el campo de la educación, pero sobre todo sus posibilidades de encontrar explicaciones e intervenir al respecto, donde un especialista del tema (doctor en educación) define el constructivismo en educación.  La concepción constructivista del aprendizaje escolar y la intervención educativa constituyen a la convergencia de diversas aproximaciones psicológicas a problemas como:

  • El desarrollo psicológico del individuo, ya sea en el plano intelectual y su intersección con los aprendizajes en el aula.
  • La identificación y atención a la diversidad de intereses, necesidades y motivaciones de los alumnos en relación al proceso enseñanza – aprendizaje
  • El replanteamiento de los contenidos curriculares, orientados a que los sujetos aprendan sobre contenidos significativos.
  • El reconocimiento de la existencia de diversos tipos y modalidades de aprendizaje escolar, dando una atención más integrada a los componentes intelectuales, afectivos y sociales.
  • La búsqueda de las alternativas novedosas para la selección, organización y distribución del conocimiento escolar, asociadas al diseño y promoción de estrategias de aprendizaje e instrucción cognitivas.
  • La importancia de promover la interacción entre el docente y sus alumnos, así como entre los mismos, mediante el empleo de estrategias de aprendizaje cooperativo.
  • La revalorización del papel docente, no solo como transmisor de conocimiento, guía, etc., sino como mediador del mismo, enfatizando la ayuda pedagógica que presta en forma regulada al alumno.
  • Pero, ¿quiénes son autores constructivistas?. Delval (1997) dice que “hoy todos son constructivistas”, tal vez en un intento que existan autores de esta corriente que basan estas materias en el ámbito educación.

Investigación sobre Redes Sociales Educativas

Proyectos en Red, la red social que impulsa Fundación Evolución, forma parte de la investigaciónIdentificación de buenas prácticas en uso de redes sociales entre docentes, que realizó Laura Marés para Relpe (Red latinoamericana de portales educativos) a solicitud de la Dirección de Desarrollo social CAF – Banco de desarrollo de América Latina.

El informe tiene como objetivo identificar buenas prácticas y modalidades de trabajo que convierten a una red en una comunidad de aprendizaje viva, con actividad y crecimiento continuo. Además, utiliza como base las experiencias de la región. En ese marco, Proyectos en red, es reconocida junto a otras como una experiencia relevante para la región en tanto punto de encuentro docente, espacio de comunicación y biblioteca de recursos de trabajo.

Pueden acceder al informe en este link: Redes Sociales Educativas

RedesSocialesEducativas

4 mitos desmontados sobre las Inteligencias Múltiples

Fue en 1983 cuando Howard Gardner revolucionó el campo de la psicología con la publicación de su libro sobre las inteligencias múltiples, una nueva teoría que acababa con la idea de entender la inteligencia como algo unitario que incluía distintas capacidades.

Inteligencias Multiples | Tiching

La teoría de las inteligencias múltiples plantea que la inteligencia es un mecanismo de procesamiento de información que selecciona las mejores opciones para solucionar problemas o crear cosas. De este modo, afirma que en realidad existen un conjunto de inteligencias múltiples, distintas y semi-independientes (como la inteligencia musical, la lógico-matemática, la interpersonal…).

Pero son muchos los mitos que se han ido construyendo alrededor de las inteligencias múltiples, y los errores de concepto han llevado a usos indebidos, como el propio Howard Gardner ha afirmado en alguna ocasión. El psicólogo y profesor lo resume en cuatro puntos:

  1. En primer lugar, Gardner afirma que las inteligencias múltiples no pueden ser un objetivo educativo, sino que las usaremos de una manera u otra según cuál sea nuestro objetivo educativo.
  2. En segundo lugar, explica que un hallazgo científico no te dice lo que debes hacer. El hallazgo sólo te permite pensar en cómo debes actuar según tu objetivo.  Por este motivono hay una marca de escuelas de inteligencias múltiples, sino que las escuelas asumen la teoría y definen una metodología según su objetivo educativo.
  3. En tercer lugar, no debemos confundir sistema sensorial con inteligencia. Un estilo de aprendizaje tiene que ver con la manera en la que enfocamos las cosas, en cambio una inteligencia nos permitirá comprender las cosas de una manera o de otra.
  4. Y en cuarto y último lugar, el autor desmonta el mito de que nacemos con un talento y que esto no se puede cambiar. Muchas veces, nuestro aprendizaje depende más de las herramientas de las que disponemos, de lo bueno o malo que sea tu profesor, del esfuerzo que dediques, de las experiencias previas en tu vida…y no tanto de tu talento natural.

Así pues, para favorecer el desarrollo de las inteligencias debemos ofrecer espacios con recursos y estímulos variados donde cada uno pueda descubrir y potenciar su manera de aprender. En este sentido, Howard Gardner y su equipo de investigación, ha realizado el Proyecto Spectrum, en el que se ofrecen diferentes recursos a los alumnos de Infantil y Primaria para ver en qué inteligencias tienen más facilidad y de qué manera aprenden, y así poder adaptar su currículum.

Por. Tiching