La importancia de leer cuentos a nuestros hijos

padre-leyendo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leer cuentos a los niños es más importante de lo que parece. Además de ayudarles a abordar la lectura, les permite estructurar su pensamiento, siempre que lo hagan disfrutando, y no como un ejercicio escolar.

Solo los seres humanos somos capaces de contar historias. Nuestras vidas están tejidas de relatos. Es importante contar historias a los niños, incluso las más cortas, porque estas microhistorias hacen del día a día una fiesta compartida y permiten igualmente que aflore el pensamiento.

Los libros ayudan al niño

Las historias llegadas del exterior le ayudan a construir su pensamiento y a organizar la percepción que tiene de sí mismo. Y tras haber escuchado historias, tras haberlas devorado, llega el día en que le toca contarlas. Es decir, comienza a servirse del lenguaje no solamente para designar las cosas o las personas que lo rodean (“plato”, “pájaro”, “mamá”…), sino también para expresar qué ocurre entre ellas, y para construir el tiempo… Por fin, los acontecimientos dejan de estar aislados para el niño y pasan a estar unidos unos con otros.

Una historia no habla siempre del presente, puede evocar el pasado, lo lejano o lo ausente. Gracias a la historia que se cuenta, un niño puede evocar un objeto o un ser que no están ante él. Con el bagaje de las historias que le han contado, el niño crea “puestas en escena” en las que controla el ordenamiento de las cosas. Se convierte en el narrador de su propia historia, algo vital.

Consejos para padres ante la lectura infantil

Si los padres no tienen una buena relación con los libros, es aconsejable que lleven a sus hijos a la biblioteca, a las sesiones de cuentacuentos, e incluso que asistan a ellas también. En todo caso, si les leemos cuentos diciéndonos: “tengo que hacerlo, porque será bueno para él en el futuro, cuando vaya al colegio”, seguro que no funciona. El niño sentirá que falta algo.

Si leemos una historia al niño y se muestra inquieto, yendo y viniendo de un sitio para otro o entreteniéndose aparentemente con otra cosa, conviene dejarle actuar así, ya que no significa que no esté pendiente también de la narración. Tampoco es bueno preguntarle cada treinta segundos si lo ha entendido todo. Incluso si hay palabras incomprensibles, siempre debe de haber un margen de misterio, para que el niño elabore hipótesis e imagine por sí solo. Un niño, por pequeño que sea, tiene derecho a su vida íntima, a sus fantasías, a sus pensamientos, a su singularidad.

Del mismo modo, cuando un padre quiere transmitir con mucho afán su placer por la lectura y, al leer, exagera “sobreactuando” excesivamente, puede hacer que al niño le cueste apropiarse de la historia, que se convierte casi en la historia de su padre. Hay que dar un margen al niño y no imponerle nada. Se trata de transmitirle las ganas de apropiarse de los libros, de desear historias. Cuando el niño busca los libros, los coge, lo hemos logrado. Más adelante, los leerá a escondidas por la noche, debajo de la manta, a la luz de una linterna.

Anuncios

Importancia de la Educación Física en la formación integral del hombre para la vida

Por. Lic. Dencil Escudero Sanz.

2014

La Educación Física como asignatura integrante de los programas educacionales, constituye un eslabón importante en la integración de las acciones que ayudan a la formación de individuos capaces para enfrentarse con éxito a los requerimientos de la sociedad. Es por ello que su cumplimiento resulta necesario e imprescindible en el proceso de formación de los educandos.

La propia dinámica de la sociedad, impone al hombre una preparación constante para enfrentar la vida en consecuencia con los cambios que en ella van sucediendo. En este sentido la Educación Física adquiere una importancia relevante, pues desde un perfil práctico contribuye al desarrollo de los sujetos tanto desde el punto de vista físico como psicológico.

Es oportuno comprender que “la Educación Física tiene como finalidad contribuir al perfeccionamiento de nuestros niños, adolescentes y jóvenes, mediante las actividades físicas, deportivas y recreativas, y coadyuvar, de esta manera, a la formación y educación de un joven capaz de conducirse activa y concientemente al servicio de la construcción de la sociedad”. (Colectivo de autores, 1979: 23).

Tal vez una de las ventajas más importantes de la Educación Física consiste en la vía que supone para lograr el cumplimiento de los objetivos que se propone, pues se vale para ello principalmente de actividades físico-recreativas que ofrecen una variante amena y motivante para quienes la realizan.

En cuanto a la forma en que los alumnos se apropian de los conocimientos, hábitos y habilidades en la Educación Física también radica una de sus peculiaridades de gran importancia, pues por las propias características de la asignatura es común el aprendizaje a través de la información propioceptiva derivada de las ejecuciones, lo que constituye una variante productiva en el cumplimiento de los objetivos a alcanzar, garantizando así una mayor solidez en lo que se aprende.

El hombre desde el punto de vista genético, viene dotado para poseer capacidades físicas que le permiten llevar a cabo los diferentes movimientos en dependencia de los requerimientos imperantes en su medio, la Educación Física propicia que estas capacidades se vayan desarrollando de forma que cada sujeto pueda realizar de la manera más exitosa posible las acciones tendientes a satisfacer su amplia gama de necesidades, lo que condiciona en alguna medida una mayor calidad de vida.“El perfeccionamiento de las potencialidades físicas y espirituales que se realiza en el proceso de la Educación Física cumple una función higiénica, educacional, instructiva y puede estar supeditado a las tareas que se llevan a cabo para lograr la maestría profesional o la efectividad en los aspectos concretos de la preparación especial y el trabajo”. (Dzhamgarov y Puni, 1979: 23).

Del mismo modo que la Educación Física tributa al perfeccionamiento de las capacidades y habilidades físicas, la propia actividad que esto implica contribuye al desarrollo de la psiquis del practicante. En este sentido es acertado reconocer el papel de esta asignatura en el desarrollo psicológico de la personalidad, no sólo enfocándose éste en la esfera cognoscitiva, sino también desde el punto de vista afectivo.

A través de la Educación Física y como aporte muy importante de la misma, se puede ejercer una influencia considerable en la formación de valores en los alumnos. Como proceso pedagógico, esta asignatura responde a los intereses de la sociedad, lo que se proyecta en la intención formativa y desarrolladora que en ella se lleva a cabo.

A partir de los múltiples beneficios que ofrece la práctica de ejercicios físicos para el hombre, la Educación Física debe dotar a los alumnos de los conocimientos necesarios para que puedan incorporar la ejercitación de sus cuerpos como un hábito de vida, lo que tributa al desarrollo personal garantizando una mayor calidad de vida en todos los sentidos.

Resulta un reto para todo profesor de Educación Física, no sólo encaminar las acciones de las clases al desarrollo propiamente dicho de los educandos desde el punto de vista físico y psicológico, sino también a crear en ellos la toma de conciencia sobre la necesidad de incorporar la práctica de ejercicios físicos como parte del estilo de vida en una sociedad que se hace cada vez más exigente.

La vida contemporánea exige ver a la Educación Física como una vía de gran importancia para asegurar el progreso humano en todos los sentidos y como dijera Ashmasin y Ruiz en su libro “Teoría y metodología de la Educación Física”, como una asignatura que constituye un proceso de dirección del aprendizaje que educa en cada instante y del cual depende la salud del hombre.

En esencia, se puede concluir que la Educación Física tributa considerablemente al desarrollo integral del hombre para la vida, resumiéndose dentro de sus aportes fundamentales los siguientes:

Contribuye al desarrollo de las capacidades motoras básicas.

Contribuye al desarrollo de habilidades que resultan básicas para realizar diferentes actividades propias de la vida en la sociedad.

Desarrolla habilidades básicas para la práctica del deporte de rendimiento.

Tributa a una mayor calidad de vida al reportar beneficios en los diferentes sistemas del organismo (cardiorrespiratorio, osteomuscular, endocrino, entre otros).

Tributa al desarrollo de las capacidades coordinativas.

Constituye una vía de gran importancia para la formación de valores en los educandos.

Fomenta hábitos relacionados a la práctica sistemática de ejercicios físicos que resultan importantes para garantizar una mayor calidad de vida.

Constituye una vía de experimentación del placer derivado de la práctica del ejercicio físico.

Tributa a un mayor conocimiento del alumno respecto a su propio cuerpo.

Logra incrementar la interacción social a partir del rescate y conocimiento de juegos tradicionales, bailes y otras actividades que enmarcan el acerbo cultural de los pueblos.

Desarrolla hábitos higiénicos en los educandos (Dietéticos, estéticos, entre otros).

Contribuye a la formación de la personalidad de los alumnos.

Desarrolla las cualidades de la voluntad en los alumnos.

Educa en el alumnos el espíritu de competencia, fomentando los principios básicos que rigen la actividad competitiva (educa el espíritu de lucha, el respeto a los contrarios, a los propios compañeros, a los árbitros o jueces y al propio reglamento de la competencia).

Favorece las capacidades intelectuales de los alumnos.

Disciplina Positiva

2tallermadrid2

Por : Marisa Moya

Segundo taller de Disciplina Positiva en Madrid, fluye el mensaje de otra manera de educar que apenas arrancó hace unos meses en España.

En los previos, siempre nervios, te asaltan las incertidumbres. Te vas a meter en la vida de personas a las que desconoces totalmente. El propósito alienta para superar los temores pero es cierto que la cautela tiene  su espacio. Temas hasta no hace tanto incuestionables como la práctica educativa de cada familia, hoy, tienen otra perspectiva, “padre, madre, tienes un bien preciado en tus manos, eres el líder, el entrenador de competencias para la vida y los éxitos dependen mucho de cómo asumas la responsabilidad, de cómo tomes conciencia de tu contribución en el comportamiento del niño. No tienes que ganarle al niño, no tienes que usar estrategias que te generen insatisfacción y frustración, puedes ahogarte en los desafíos cotidianos de la crianza o vivir los retos como estupendas oportunidades de desarrollo y aprendizaje de habilidades y competencias de vida”.

Ayer, titubeantes. Miradas y escuchas más allá de lo superficial. “He dedicado el poco tiempo del que dispongo, ese que necesito como el aire que respiro, para venir aquí, a conocer vuestro discurso”. Ya solo tener en cuenta el interés merece todo nuestro reconocimiento, son padres que saben que las pautas educativas son perfectibles, son mejorables, se pueden aprender. Es nuestra responsabilidad corresponder, lo hacemos con ilusión y agrado, nos inspira transmitir el mensaje positivo.

Una primera parte más teórica, la Disciplina Positiva tiene un marco. Le damos vida a AdlerDreikurs, quiero pensar que estarían contentos en el entorno de la escuela, humilde pero no en sueños, ahí somos inquietantes, una vez acuden a nuestras neuronas no los dejamos escapar. También como invitada de honor mencionamos la labor de Jane Nelsen y Lyn Lott, mujeres fuertes, sin barreras que impidieran  la defensa de un afán grande, la mejora de la infancia. Aún así, un participante apostilla, 60 años de Psicología Individual, muchos también de Disciplina Positiva colándose en los hogares, funcionando en talleres, renovándose en reuniones y congresos… y cómo somos, los logros avanzan muy lentamente. Sí, es cierto, el método democrático de educación es una herramienta que mejoraría las relaciones humanas pero necesita entrega y mirada sosegada porque sus resultados no son a corto plazo, se trabajan procesos de construcción humana con estrategias que nos ponen del lado del niño, que aseguran su cercanía, que buscan su cooperación y esto no se consigue en un día. La Disciplina Positiva no son fórmulas, no son recetas, es una actitud, es una manera de ser y pensar, exige revisión de hábitos. 

No, que esto no te desanime, mira, cuesta el mismo trabajo castigar, amenazar, gritar, sentirte profundamente mal en la interacción con los niños que tratarlos con dignidad y respeto, con amabilidad y firmeza, solo tienes que cambiar tus habilidades.  La diferencia no te la tengo que contar, la sentirás tú solo y será mil veces más gratificante.

herramientas  Pues bien, como os iba contando, por un día, el trabajo y esfuerzo de nuestros referentes, en manos de cuatro facilitadores noveles, aprendices siempre de un programa educativo que persigue comportamientos más razonables con alternativas y estrategias más humanizadas.

Hoy, metidos en faena, las experiencias vivenciales son el espejo en el que todos y cada uno pueden verse, reconocerse, valorarse… y la reflexión surge, no hay imposición, no hay directriz, sencillamente el mensaje queda revelado. Claro que de vez en cuando afloran las reticencias, sí pero… no, si te asusta comprometerte con todo, no te exijas más de lo que estás preparado para dar, ve paso a paso, alimenta el proceso con los logros pequeños, no tardando te sabrán a poco.

Niños, muchos niños presentes en nuestro taller, niños que desconocen que sus padres y los facilitadores hemos estado vinculados por unas horas con un propósito firme, entender su comportamiento para que se sientan escuchados, comprendidos, queridos y significativos. Que queremos que se sientan bien porque sabemos que esa es la clave para que se porten bien. Para que perciban que un mundo basado en el respeto mutuo es posible ¡Trabajamos por ello y para ello!

La gran paradoja del cambio, si quieres cambiar el mundo empieza por cambiar a ti mismo

¿Qué ha cambiado en la escuela pública…?

Por. Óscar Picardo JoaoOscar picardo

Tras mi publicación “Educación: la otra perspectiva” (LA PRENSA GRÁFICA 30/04/2014) en donde afirmo: “…Esas escuelas que casi no cambian desde hace 30 años (…) cambian los nombres de ministros, políticas y programas… pero la escuela sigue igual” mi buen amigo y colega Ricardo Bracamonte como reacción señala en su columna titulada “La escuela salvadoreña está cambiando” (7/05/2014) que “nuevos caminos se están configurando en el sistema público del país”, y su tesis la basa en dos fuentes: una, la compartimos que es la visita a escuelas, nada más que él visita unas escuelas distintas a las que yo he visitado, lo cual nos lleva a percepciones distintas; la otra fuente sí me preocupa, ya que hace alusión a una decena de documentos del Plan Social y Educativo Vamos a la Escuela; yo tengo en mi escritorio las cuatro primeras versiones, y dejan mucho que desear; por ejemplo, en la segunda versión (octubre de 2009) anota: Dignificación y desarrollo profesional del profesorado y directivos escolares (pág. 52) y pregunto ¿qué se ha hecho?; o por ejemplo en el programa “Cerrando la brecha del conocimiento” se apunta que van a entregar 820,000 OLPC XO (pág. 63) ¿y esto no fue el tema de campaña de 2014?; en la pág. 46 se señala la creación de un Foro Nacional por la Educación y el Consejo Nacional de Educación… ¿esto funcionó?; en la pág. 45 señala la necesidad de elevar la inversión del PIB en educación al 6 % a 2021… ¿avanzamos algo en esto?

Pero bueno, más allá de las percepciones, de la semántica y de la hermenéutica de los textos, para mantener el debate técnico –que hace mucha falta en nuestro medio– yo me fuera a analizar los datos duros del sistema en dos áreas: calidad y cobertura…

En PAES como referente de la calidad tenemos una nota global de 5.3 en 2013, 5.0 en 2012, 4.8 en 2011, y así podemos sucesivamente seguir hasta 2007 y concluir que nada ha cambiado, solo el haber agregado nuevos ítems para medir habilidades o competencias emocionales; en lo que respecta a cobertura en los dos niveles críticos: educación inicial y educación media, no hay cambios sustanciales, pese a la inversión en los paquetes escolares, uniformes y zapatos; la matrícula de 2009 –sector público según datos oficiales del MINED– fue de 1,555,529, la de 2010 1,579,709, la de 2011 1,502,292 y de 2012 1,476,777, esto significa –matemáticamente– que ha disminuido.

Todo lo que se mide se controla, los números y la medición deben ser la base del debate, y pese a que Ricardo señale que Banco Mundial, USAID, la Cooperación Italiana, Fomilenio-MCC, la OIT, la OEI, UNICEF, UCA, Universidad Don Bosco, CIDE, FEPADE, etc. están apoyando los Sistemas Integrados de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno, vale la pena señalar que también apoyaron en su momento a PAIN, SABE, EDUCO, Escuela 10, Plan 2021, y las cosas siguen igual; por una sencilla razón: en nuestro medio se ha hecho política educativa sin tres condiciones fundamentales: a) no hay visión de futuro ni políticas de Estado; b) no hay financiamiento apropiado ni reformas fiscales para educación; y c) todos los programas implementados post Acuerdos de Paz no han tenido como base de análisis ni costo-beneficio ni tasa de retorno, lo importante ha sido ejecutar y gastar sin importar el impacto.

No quiero ser pesimista, cada cinco años con los gobiernos de turno en algo se avanza, los técnicos y mandos medios se esmeran, pero los ministros de turno no han querido abordar con seriedad el tema de la reforma y dignificación de la clase docente, lo cual es el techo de la calidad de un sistema educativo.

Acontecer Educativo

Viviendo el valor de la Generosidad.

Por. Prof. Rutilio Iraheta

El valor de la generosidad consiste en dar a los demás más allá de lo que nos corresponde por justicia u obligación. Implica la capacidad de salir de nosotros mismos y, por un acto de amor, enfocar las

necesidades de los otros. Se expresa en diferentes dimensiones de la acción humana. En la dimensión material significa compartir nuestras pertenencias. En la dimensión espiritual consiste en poner nuestras capacidades y atributos al servicio de quienes nos rodean mediante una acción objetiva de ayuda.

La generosidad nos permite buscar el equilibrio entre las pertenencias y las características para construir grupos humanos basados en un sentimiento de cariño. Si nosotros no tenemos la fuerza suficiente para cargar un mueble, una persona generosa puede ayudarnos a hacerlo.

Si dos niños que pasan por la calle no tienen ropa ni comida, nosotros podemos buscar algo en casa y, simplemente, dárselos. Si un amigo o miembro de nuestra familia se encuentra triste o enfermo podemos ofrecerle nuestro consuelo. Si no entendemos una clase, nuestro compañero puede explicarnos… La lista no se acaba nunca. Ser generoso no es dar lo que nos sobra, sino dar lo mejor que tenemos, y también saber recibir lo mejor que tienen las otras personas.

·Aprende a compartir todas tus cosas: quizás una prenda de ropa, algún libro o tu comida. Tu compañía y tu conversación pueden ser de gran ayuda para otra persona.

·Aprende a recibir. Cuando alguna persona que te aprecie te ofrezca algo que considera importante o valioso, acéptalo como muestra de ese cariño.

·No tengas demasiado apego a los objetos: pueden ir y venir. Es más importante cuidar a las personas y sus sentimientos que a las cosas.

·Ser generoso significa estar dispuesto a dar todo sin esperar algo a cambio. .Aprende a dar de forma desinteresada.

·Ayuda a quien no tenga forma de recompensarte. Esa es la verdadera generosidad.

·Mucha gente piensa que la generosidad sólo se relaciona con el dinero. Aprende a cuidarlo pero nunca le des más valor que a las personas y sus sentimientos.

acontecerIMG

6 propuestas para celebrar el Día del Libro

Qué ganas, qué ilusión…¡ya está aquí de nuevo! Cada 23 de abril tiene lugar en todo el mundo el Día del Libro, una ocasión única para recordar la importancia de la lectura y su larga lista de beneficios. Y con motivo de esta celebración, hemos querido traerte un listado de actividades que podrás realizar con tus alumnos. ¿Te animas a hacer de hoy un día mágico?

10290643_10152365816109841_2262952518662578382_n

Dia del Libro |  Por: Tiching

Las razones para leer son muchas, y las maneras de fomentar la lectura, también. Lo ideal es que elijas las actividades que mejor se adapten a la edad, las características y los gustos de tus estudiantes, para obtener los mejores resultados.

Para este año, queremos proponerte algunas actividades en las que tendrás que dejar la tecnología a un lado. Recuperamos por un día las ventajas de los contenidos offline y el papel, que permite una mayor relación afectiva con el objetivo y una lectura independiente de conexión a internet o al suministro eléctrico. ¡No te las pierdas!:

1- Organiza un concurso literario: Puedes proponer convocar un concurso literario con diferentes categorías (según géneros, temáticas, edades…) en tu centro educativo. Una genial forma de motivar a los estudiantes a participar puede ser la publicación de todos los textos presentados en un número especial de la revista escolar.
2- Un cuentacuentos inolvidable: Puedes ser tú el narrador, o permitir que participen por grupos y cuenten sus propias historias. Pueden disfrazarse, hacer teatro de sombras, mímica…¡Se acepta cualquier nueva idea! Elige relatos que les motiven o, incluso, que sean ellos mismos los que seleccionen los cuentos que más les gusten.
3- ¡Conoce la tradición de Sant Jordi!: En Cataluña celebran cada 23 de abril la Diada de Sant Jordi junto con el Día del Libro, una festividad en la que es costumbre regalar rosas y libros a las personas que más quieres. ¿Por qué no animar a tus estudiantes a que intercambien pequeños cuentos o poemas, o hacer un taller de flores de papel?
4- Usa la lectura como herramienta de concienciación social: Hoy puede ser una genial ocasión para acercar a tus alumnos a realidades que suelen tener lejanas. Una interesante actividad puede consistir en organizar grupos de voluntarios para ir a centros de educación especial, residencias de personas mayores u hospitales a leer cuentos o fragmentos de novelas.
5- Leer con valor: Te recomendamos echar un vistazo a esta campaña para fomentar la lectura en el entorno familiar. Se trata de un concurso en el que solo por participar recibirás un libro gratuito en el formato que más te guste (papel o digital), y que propone interesantes actividades para realizar en casa con los más pequeños. ¡Ya no hay excusas para no disfrutar de la lectura!
6- ¿Y si investigamos un poco?: También es una jornada ideal para fomentar la vocación periodística de los estudiantes y proponerles que elaboren entrevistas, pósters o trabajos de investigación sobre diferentes autores o temas literarios.

Si quieres más ideas, puedes acceder a este documento que describe y explica más actividades de animación a la lectura, para diferentes edades. Tampoco puedes perderte este artículo en el que se recogen diferentes estrategias para el fomento de la lectura y la mejora de la comprensión lectora.

¿Y tú, qué tienes pensado para este día tan especial? ¡Comparte con nosotros tus ideas y experiencias! Juntos mejoramos la educación.

Valor de la gratitud

Por Viktor Candro.
La gratitud es la expresión y reconocimiento de lo que otros hacen por nosotros, mediante su servicio o ayuda. Mediante esta labor, como la definición arriba lo menciona, la persona siente el deber de corresponder como respuesta al beneficio recibido. De esta manera: el niño puede agradecer a sus padres por darle los alimentos, por comprarle lo requerido para sus necesidades; por ser llevado a sitios muy placenteros para la recreación…también el niño agradece a sus profesores por enseñarle conocimientos para la vida…agradecer a sus amigos por los buenos momentos compartidos y los detalles recibidos…entre muchas posibilidades o motivos más de agradecimiento.

ENSEÑAR LA GRATITUD A LOS NIÑOS
– Las clases de valores, las jornadas de convivencia, los trabajos en equipo/grupo, constituyen medios importantes para que los niños se expresen gratitud por lo que hacen. Cada cual aporta su grano de arena y recibe agradecimiento por su valiosa colaboración.

– Con base a lo anterior desarrollar actividades que motiven la creatividad del niño basado en el planteamiento: ¿De qué maneras puedes expresar tu gratitud a…? personas, familia, instituciones, por beneficios, etc.

– Trabaje cuentos cortos o fábulas, que muestren activamente la gratitud entre sus personajes y que puedan ser dramatizados por los niños; éstos también pueden inventar sus propias dramatizaciones ilustrando la gratitud.

– Analice con los niños situaciones de ingratitud, para que luego ellos generen expresiones posibles de agradecimiento, aparte de interpretar dichas situaciones.

– La gratitud proviene de casa, al igual que la ingratitud; los padres de familia deben ser ser el mejor ejemplo de agradecimiento para sus hijos.

acontecerIMG