Educadores 3.0: Conectores colaborativos

Según proliferan las tecnologías convergentes, el conocimiento se hace cada día más evolutivo y más accesible a través de diversidad de fuentes abiertas. De ahí surgen nuevas formas de creación colectiva del valorCada día que pasa la sociedad se va alejando más del modelo en el que el aprendizaje se organiza en torno a lo estático, estable e indiscutible. Las instituciones educativas tradicionales -con sus luces y sombras- han servido como puertas principales de acceso a la educación la movilidad social durante muchas décadas. Pero su inmovilidad la está arrastrando hacia su propio colapso. Este modelo de formación social estructurado está siendo sustituido por los nuevos ecosistemas rizomáticos auto-organizados en los que el aprendizaje se concibe como un flujo de conocimientos compartidos con significados conjuntamente construidos. Ahora se trabaja en medio de la abundancia de recursos de aprendizaje personalizados, donde las oportunidades para el conocimiento son infinitas. Los aprendices de esta era disponen cada vez más de nuevas capacidades para sumergirse dentro y fuera de flujos de aprendizaje continuo.  
  
El lanzamiento de los dispositivos móviles, la computación en nube, el big data, la analítica de aprendizajes, la proliferación decontenido abierto, las nuevas modalidades de aprendizaje social y el desarrollo de competenciastransversales, son algunos de los indicadores principales que están provocando la refundación de una nueva educación. Dichos indicadores se mueven a través de diferentes flujos de aprendizaje continuo para mover el aprendizaje fuera de las murallas institucionales. El fenómeno de la Web 2.0 en el que los usuarios finales se convirtieron en prosumidores de contenido, ahora está avanzando hacia la nueva dimensión de la Web 3.0. El crecimiento de la Sociedad TIC sigue en aumento constante, pero mientras esto ocurre a nivel global, ya se va configurando la nueva Sociedad TAPEC (tecnológica del aprendizaje, participación, empoderamiento y creatividad). Ahora no solo se habla de prosumidores, sino de Educadores 3.0Conectores Colaborativos capaces de diseñar sus propios productos de consumo colectivo. 

Los nuevos líderes de la educación reconocen que sus mejores esfuerzos individuales ya no pueden contrarestar la complejidad interconectada de los conflictos de hoy. Por tanto, están hechando a un lado sus intereses personales para construir una nueva infraestructura cívica que sea capaz de accionar sus objetivos comunes. A esta práctica se le conoce como impacto colectivo y es una tendencia cada vez mayor en todas las redes de aprendizaje hiperconectado

De: www.elanaleoni.com

Vivir y trabajar dentro de una cultura de aprendizaje colectivanos ha alertado sobre esta poderosa tendencia de la colaboración en los organismos redárquicos. El líder como un conector colaborativo es ahora un elemento clave de la educación disruptiva del milenio. En los pocos años de estar inmersos en las redes cognitivas nos hemos percatado de que el contexto de liderazgo se ha desplazado más allá de las funciones realizadas con las tecnologías de la comunicación e información (TIC), para establecer nuevas fusiones, alianzas o asociaciones participativas con organimos educativos que trascienden la tradicionalidad de los roles docentes. 

El establecimiento de nuevas conexiones permite a los líderes educativos hacerse cargo de la toma de decisiones fluidas en una época de agitación.  Muchos de nosotros somos conscientes de que ahora vivimos en un mundo interconectadoque está habilitado por las tecnologías convergentes. No obstante, nos hemos puesto a reflexionar sobre este nuevo fenómeno emergente: ¿Cuántos de nosotros nos damos cuenta de las implicaciones profundas que esto conlleva al promulgar las posibilidades y oportunidades que estas conexiones nos permiten alcanzar? Cada día, más y más educadores innovadores están recibiendo peticiones de amistad en Facebook, estableciendo nuevos vínculos profesonales en LinkedIn, compartiendo nuevos posicionamientos en los blogs y publicando fotos digitales de sus experiencias tecno-educativas en Pinterst y Flickr. Esto es sólo la punta del iceberg de conexiones que forman parte de una revolución socio-educativa que estalla en la creatividadel pensamiento lateral divergente y el desarrollo deideas disruptivas. Estas nuevas prácticas nos permiten redefinir los procedimientos comunicativos al sostener nuevas relaciones con los demástanto en lo personal como en lo profesional y socio-cultural.

De: blog.mindjet.com

¿Cómo relacionamos estas prácticas socio-tecno-pedagógicas con la innovación y el liderazgo en la educación del siglo 21Un líder eductivo 3.0  es un conector inherente que genera redes de confianzacon valentía y con pasión en organismos múltiples y diversidad unidades empresariales en las que interactúan profesionales de disciplinas transversalesDe este modo se crean coaliciones de redes mediante el intercambio de nuevas narrativas y posicionamientos múltiples a través de una variedad de canales novedosos e interactivos en los que podemos:

 Maximizar la diferencia y la diversidad de pensamientoideas ysoluciones en nuevas formas orgánicas y autónomas para provocar el pensamiento que afecta el cambio y la innovación más allá de los bordes rojos del sistema.
• Crear una mayor velocidad y agilidad para hacer frente a cuestiones estratégicas y amenazas, para resolver los dilemas socio-tecno-pedagógicos y fenómenos emergentes con la intención de transformarlos en soluciones y oportunidades innovadoras.
• Movilizar y el conocimiento, habilidades y experiencias colectivas para resolver los retos generativos que cruzanvarias disciplinas, promoviéndolas a nivel global para rebasar la sostenibilidad regional y el crecimiento de valor del vínculo social.  

No cabe la más mínima duda de que el desarrollo del nuevo líder educativo requiere centrarse en las conexiones. Las nuevas iniciativas en las redes permiten a las organizaciones aprovechar el impacto a nivel colectivo. Los nuevos educadores del milenio necesitan llevar a la práctica nuevas conexiones profundas sobre sus conocimientos, habilidades y experiencias profesionales para penetrar el interior de los corazones de sus comunidades. Ellos se conectan externamente con diversidad de personas para aprovechar sus aspiraciones hacia la mejora de su experiencia con fines de promover diversidad de causas que ayudan a conservar su lealtad hacia la educación. Ellosse conectan con otros actores claves en sus cadenas de valor para mejorar los niveles de eficiencia y aumentar las vías de la produción digital.

En la actualidad podemos apreciar cómo los organismos educativos emergentes han adoptado una perspectiva ecosistémica como una forma de fluir con –en lugar de resistirse a- el caos global y la incertidumbre de la era.Utilizan tecnologías sociales convergentes para involucrar y colaborar a través de los sectores privados, públicos yorgánicos con el fin de promover la sostenibilidad, abaratar costos y aumentar el valor de la creatividad al incrementar los niveles de consumo colectivos. El líder educativo del milenio es capaz de crear nuevos ecosistemas de aprendizaje en donde las ideas y conceptos de diversas estructuras, culturas, sistemas de creencias y disciplinaschocan, provocando en última instancia, una explosión de ideas que llevaría a extraordinarias innovaciones nunca antes imaginadas. El nacimiento de ideas disruptivas son más a menudo intersesccionales y ocurren cuando traemosconceptos transversales a un territorio completamente desconocido mediante la constante práctica de las conexiones colaborativas. 

El trabajo en red de un conector colaborativo se compone de un conjunto de habilidades que se aprenden a través de la práctica tecno-social. Para iniciar el desarrollo de este conjunto de habilidades vitales, los líderes educativosdeben abrir espacios hipermentales centrados en la capacidad de adaptación, la posibilidad y la colaboración global

Esto se logra: 

  1. Removiendo la atención del yo y prestando atención profunda (centrada en la amplitud mental y facultando la apertura del sistema) para el nosotros que está interactuando conjuntamente.
  2. Sabiendo escuchar generativamente (sumergido en el intercambio de ideas y desde el organismo como un todopara abrir los espacios de posibilidades que están presentes en el encuentro dialógico.
  3. Formulando preguntas generativas profundas y potentes que alteren o provoquen el pensamiento colectivo,captando la atención y facilitando opciones, oportunidades y respuestas a las preguntas que posiblemente no fueron concebidas por su propia cuenta.
  4. Diseñando nuevos espacios de gestión de aprendizajes multicontextuales, multiculturales, multiplataformas, multimediales, multiformatos, multimodales y multicognitivos.   

Los ecosistemas de aprendizaje en red crean una serie de intersecciones vitales en los paradigmas emergentes ynos expone ante nuevos escenarios de oportunidades y posibilidades creativas. Esto nos permite detectar lospedacitos y fragmentos que ayudan a desarrollar el músculo asociativo que vincula al azar las diferentes visiones del mundo en el que coexistimosMientras más diversidad de conocimientos posean nuestros cerebros, mayores conexiones podrían ocurrir cuando se dan las nuevas entradas de conocimiento y experienciasEstas entradasfrescas desatan explosivas asociaciones conducentes al desarrollo de la imaginación creativia, generando tambiénpoderosos vínculos de datos al sumergirse en actividades cognitivas de orden superior.  

Los conectores colaborativos aprenderán a manejar por sí solos las redes para explorar las preguntasaparentemente sin relación, dificultades o ideas complejas con fines de alcanzar impactantes avances en las intersecciones de diversas disciplinas y campos. Esto nos lleva al descubrimiento de nuevas direccionescambios paradigmáticos y posibles eslabones de inflexión.

De: blog.tophat.com

Decirlo es mucho más fácil que hacerlo. Para lograrlo es imprescindible trascender los viejos modelos mentales y comenzar a cambiar con eficacia el mindware de nuestras organizaciones para ser más receptivos y adaptables a los cambios de la era. Esta transformación comienza con la gestión efectiva de los datos los cuales necesitan ser más que accesiblesEl proceso debe ser combinado con recursos digitales analíticos que nos permitan transferir los conocimientos abstractos en acciones concretas. Pero sobre todo, se requiereun cambio paradigmático en la estructura organizativaNo podemos esperar a que otros organismos emergentes construyan sus  propios modelos redárquicos externos, para entonces validarlos como efectivos y tratar de adoptaros en la vieja y oxidada estructura universitaria para innovarla. Más bien,deberíamos comenzar a centrarnos en las plataformas tecnológicas convergentes para comenzar a promover los nuevos conjuntos de habilidades requeridos en los entornos socio-laborales emergentes
 

Así como Rita Gunther McGrath expuso, la planificación tiene que convertirse en un descubrimiento impulsadomás que en un conocimiento conducido. En otras palabras, tenemos que centrarnos más en cómo podemos aumentar las capacidades de aprendizaje de los demás, en vez de exponer constantemente lo que los demás ya saben. La nueva sociedad se ha dado cuenta de las grandes limitaciones que el sistema educativo no quiere atender y han comenzado a desprenderse de las viejas instituciones educativas para comenzar a construir los espacios (deslocalizados y destemporalizados) donde se gestionarán los flujos de aprendizaje hiperconectados. En esos espacios y ‘no espacios’ de aprendizaje estarán los Educadores 3.0

Estos NeoEducadores formarán parte de la grandes transformaciones:

  • Del aprendizaje continuo, al episódico
  • Del asignar tareas, al atraer con contenidos impactantes
  • De la transmisión de contenido, a curadores de contenido
  • Del trabajo en un segmento de escala, al trabajo por toda la escala
  • De los grados/títulos, a las métricas de reputación
  • De las calificaciones finales, a los mecanismos continuos de retroalimentación
  • De las aulas, a los espacios de colaboración (learning commons)

Publicado por Antonio Delgado Pérez

Acontecer Educativo

Anuncios

Verdadero maestro es el maestro del carácter: En memoria de don Rubén (y 2)

Dr. David Escobar Galindo – Exalumno Graciísta.

Continúo reproduciendo aquí el texto del Panegírico en honor del Profesor Rubén H. Dimas, leído la noche del 19 de junio de 1987, en el Teatro Presidente: “La niñez es fugaz. La adolescencia/ es más fugaz aún, aunque uno siente/ que el tiempo, entonces, lento se aquerencia// y que será tan largo y transparente/ como es en esa edad. ¡Dulce inocencia/ que luego el mismo tiempo nos desmiente!// Pero yo hablo de entonces… De esos años…/ De esa casa con luz… De esos maestros/ que nunca fueron ríspidos ni huraños,// que nunca fueron tristes ni siniestros…/ ¡Maestros que en sus nítidos escaños/ sieguen siendo hasta hoy nuestros maestros!// Era un bullir de anhelos el colegio…/ Así nació, en tres mentes elegidas…/ ¡Nació pobre, veraz, sin privilegio,// con sólo una misión: el forjar vidas/ que aspirando a alcanzar el puesto egregio/ dieran en ese empeño sus medidas.// Fue don Chico Morán, el vitalista./ Fue don Salvador Cañas, el bohemio./ Fue don Rubén, el práctico idealista.// ¡Y trabajaron duro, con apremio, /con inquietud de apóstoles de otrora!/ Sin pretender jamás honra ni premio,// sólo tal vez la dicha inspiradora/ de repartir verdades cada día,/ de predicar el bien hora tras hora”.

El Colegio García Flamenco nació por iniciativa de maestros muy jóvenes, que no se contentaban con emprender el simple desempeño de su función magisterial, sino que aspiraban a darle a la sociedad salvadoreña un aporte permanente y de significaciones trascendentales. Así nació el Colegio “García Flamenco”, llamado así en homenaje al maestro insigne y sacrificado, que era figura inspiradora para los tres fundadores del Colegio. Corría 1924, y, sin que nadie pudiera saberlo en aquel momento, el país estaba entrando en las vísperas de una nueva época especialmente difícil y traumática, que tendría como punto de arranque los trágicos acontecimientos del año 32. Desde la fundación del García Flamenco han transcurrido ya 90 años, en los que la nación salvadoreña ha transitado por distintas zonas turbulentas, que incluyeron una guerra interna, producto de la acumulación histórica irresponsable y traumática.

La formación educativa requiere una atmósfera propicia, que estimule el conocimiento y también la convivencia respetuosa y abierta. Eso es lo que se ha vivido siempre en el García Flamenco. Lo describo así en el Panegírico citado: “En esas aulas, la sabiduría/ tuvo siempre un calor de fuego humano:/ ¡Calor de humanidad, que se sentía!// Porque los tres maestros, tan amigos,/ eran complementaria compañía:// de su labor de entonces son testigos/ no sólo los discípulos vivientes,/ sino el país total, beneficiario/ de tantos hombres dignos y conscientes// que del humilde caserón salieron,/ a ofrecerle al país su oficio vario:/ la luz que en esas aulas recibieron…// Por eso digo que la casa aquella/ –y así será la de hoy, con joven savia–/ era casa con luz que deja huella…”

El recuerdo personal interfiere a cada instante. Un personaje muy querido se une al ejercicio memorioso, don Saúl Flores, maestro de maestros. Lo digo así en el Panegírico: “Paseando por ahí su amplia figura/ don Saúl aparece, con aquella/ su gracia de señor de la cultura.// El tiempo no parece no parece hacerle mella…/ Dicen que ya murió. Yo no lo creo./ Lo miro ahí, sonriente, y me aconseja:// “No rimes los gerundios… El recreo/ sirve para correr; no estudies tanto…/ En esta estrofa Bécquer se refleja…”// Es también el Maestro… ¡Sin quebranto/ llega a la ancianidad, y la supera!/ “Cumpliré los cien años, no lo dudes… // ¡Soy un devoto de la primavera!/ Y aunque Rubén me gane en las virtudes,/ yo enciendo cada día alguna hoguera!…”

En 1987, el país estaba inmerso en una guerra fratricida de larga duración. El tema no podía ser evadido en ninguna referencia a la realidad del momento. El Panegírico lo enfoca así: “Niños…, jóvenes…, hoy, cuando un sangriento/ desatino a la Patria rasga y ciega,/ preciso es a la Patria dar aliento,// ¿y qué mejor aliento que el que emana/ de un corazón que a la verdad se entrega/ y de una mente que en servir se afana?// Tenéis aquí el ejemplo. Sin amaños,/ y sin genuflexiones ni prebendas,/ ya toca don Rubén sus noventa años,// después de haber rendido sus ofrendas/ sólo en el ara del trabajo puro./ Y ese largo vivir sin componendas// es un ejemplo vivo hacia el futuro,/ que él siempre mira atento, siempre alerta:/ siempre asomado a su ventana abierta// desde la que se ve el jardín florido/ y también la ciudad, que erguida llora,/ y también su colegio, tan querido…// ¡De repente ha sonado la campana!/ ¡Todos al aula, amigos!… Es la hora/ de aprender que lo Emérito se gana…”

acontecer educativo garcía flamenco

Escolaridad e ideología…

Oscar picardo

Por Óscar Picardo Joao

Estudios internacionales (E. Vélez) señalan que cada año de escolaridad promedio puede representar más o menos un 10 % de ingresos al salario; asimismo, la escolaridad promedio de una nación representa un importante indicador para la inversión extranjera. En la actualidad, la escolaridad promedio de El Salvador nos indica que tenemos sexto grado, un dato muy bajo para pensar en inversión extranjera sofisticada o en empresas de valor agregado tecnológico.

Más allá de esta realidad y con números fríos, sabemos que de cada 100 niños que terminan el segundo ciclo de educación básica (sexto grado), solo 35 se graduarán de bachiller (¡¡¡perdemos 65 estudiantes!!!), y la historia se sigue decantando… Posiblemente solo 15 de estos 35 ingresen a la universidad, y quizás se gradúen cerca de siete u ocho, y dos o tres de cada 100 puedan hacer un posgrado…

A la base de esta realidad estática sostenida por gobiernos de derecha e izquierda observamos que no hay cambios en la cantidad y menos en la calidad; la inversión en educación –como parámetro– se mantiene en un rango cercano al 3 % del PIB en los últimos 20 años –de ARENA y del FMLN–; a pesar de los incrementos presupuestarios anuales el gasto anual promedio por alumno también está estático ($167.12 en parvularia en 2001 contra $270.70 en 2010; $277.21 en básica en 2001 contra $341.57 en 2010; y $506.97 en media en 2001 contra $469.88 en 2010).

Todo indica que el crecimiento presupuestario lo sigue absorbiendo salarios, y los limitados recursos que quedan disponibles para ideas y proyectos alternativos de calidad, de $30 a $80 millones, ahora se van al programa de útiles, uniformes y zapatos, que ya vino para quedarse, que no tendrá ningún impacto y que en lugar de focalizar se ha hecho censal.

Como hemos insistido en otras oportunidades, necesitamos políticas educativas de Estado –y no solo de gobierno—; además acuerdos nacionales de largo plazo y una mesa coordinada de cooperantes con compromisos y visión estratégica alineada; no es posible que en cada quinquenio cambie todo y que, además, por la típica complacencia pro gubernamental los cooperantes acompañen las ocurrencias cambiando también las prioridades; en efecto, hemos tenido modas increíbles, primero educación básica (los noventa con USAID y BIRF), una década más tarde educación media técnica y superior (Unión Europea y BID), luego primera infancia, y así vamos gastando cientos de millones de dólares sin medir el costo-beneficio ni la tasa de retorno.

El sistema educativo no se debe regir por códigos ideológicos ni al son de la partidocracia de la derecha o la izquierda; los niños y jóvenes son el futuro, y a ellos le cambiamos el mapa para navegar cada cinco años sin que se den cuenta; no les damos las herramientas para competir y producir, la brecha digital es abismal, los preparamos con un modelo preindustrial para luego lanzarlos a la sociedad de la información y a la economía del conocimiento.

Con esta frustración las cartas están echadas para que emigren o terminen en las pandillas, y este producto tiene nombre y apellido…

acontecer educativo garcía flamenco

Educación Superior tiene la palabra…

Por Óscar Picardo Joao

Entre otros aspectos, la disminución tiene que ver con la calidad del sistema educativo, el ambiente para la innovación, especialmente la calidad de las instituciones de investigación científica y poca disponibilidad de ingenieros y científicos. Por si fuera poco, también hemos sufrido un deterioro marcado en los indicadores de Doing Business, desde un “ranking” de 75 entre 178 países en 2006, al número 113 entre 185 países en 2013. Es el único país centroamericano que sufrió una reducción en su ranking este año.

En otros “rankings” de naturaleza académica con criterios bibliométricos o científicos (tipo QS, The Times o UNESCO) “algunas” universidades salvadoreñas –sin entrar en muchos detalles– aparecen clasificadas en el rango superior al lugar tres mil… Más allá de la burocracia gubernamental, de la violencia, de la inestabilidad política y de la limitada inversión extranjera, las universidades debemos reflexionar –aunque no nos pregunten–: ¿cómo va el rumbo del país –en caso de que exista–?; ¿qué cuota de responsabilidad tenemos en estos indicadores?; ¿qué podemos aportar?; y sobre todo ¿cómo impulsar un cambio –de una vez por todas– para que nuestro país inicie el camino hacia un desarrollo sostenible, eficiente y así romper los esquemas anquilosados de la pobreza, la exclusión social y el estancamiento económico que vivimos?

A pesar de los actores políticos –que representan uno de los principales obstáculos del desarrollo– la academia debe tener claro que los peores indicadores de competitividad son educativos: Calidad de la educación primaria lugar 131, Calidad del sistema educativo lugar 134, Calidad de la enseñanza de matemáticas y ciencias lugar 133, Capacidad de innovar lugar 107, Calidad de las instituciones de investigación científica lugar 136, Disponibilidad de científicos e ingenieros lugar 139; de 144 países…

Ya no podemos seguir haciendo lo mismo: algunas investigaciones sociales… publicando libros y revistas poco pertinentes y poco relevantes… presupuestos para investigación raquíticos y menores que los de publicidad e imagen… contratación de docentes e investigadores desvalorizados en el mercado… haciendo docencia –y formando profesionales y docentes– con conocimientos desactualizados… haciendo academia al margen del sector productivo y empresarial… y graduando profesionales para engrosar las filas de subempleados y desempleados.

La pregunta eterna para una transformación o cambio real es ¿quién da el primer paso?; a pesar de los instrumentos institucionales con los que contamos para mejorar la educación superior: Comisión de Acreditación, Consejo de Educación Superior, AUPRICA, AUPRIDES, ACCAI, SICEVAES, debemos señalar que los avances son muy lentos, y que urgen cambios en los procedimientos o reformas de segunda generación para buscar verdaderamente la calidad del sistema educativo.

Revisemos y valoremos la necesidad de una acreditación de programas eficaz que integre en sus criterios o categorías de análisis aspectos relevantes tales como la pertinencia de la investigación, el logro de patentes, la cantidad y calidad de catedráticos con grado de Master y PhD, la funcionalidad y actualidad de sus equipos didácticos y laboratorios; esto bajo un modelo sencillo y serio de verificación, tal como lo ejerce por ejemplo Southern Association of Colleges and Schools, quienes con estándares muy explícitos, simples y claros, pero utilizados con seriedad y rigor académico garantizan el desarrollo de servicios docentes y científicos de alto nivel.

Las Universidades, Institutos tecnológicos e Institutos de Educación superior, sobre todos sus Rectores y autoridades, tienen la palabra…

Acontecer Educativo Niños